Un lugar para que los ‘homeless’ sanen sus heridas

Centro en el Valle de San Fernando busca acabar con el ‘patient dumping’ en Skid Row
Un lugar para que los ‘homeless’ sanen sus heridas
El Centro de Recuperación para Indigentes cuenta con 30 camas donde hombres y mujeres sin hogar podrán sanar completamente una vez salgan del hospital. /FRANCISCO CASTRO

Varios hospitales han sido multados en años recientes por la práctica de “patient dumping”, donde nosocomios llevan a indigentes a la zona de Skid Row en el centro de Los Ángeles para dejarles ahí a la buena de Dios una vez terminan sus hospitalizaciones.

Más allá de las sanciones económicas contra los centros de salud, el verdadero problema es el riesgo médico a lo que exponen a los pacientes, muchos de los cuales carecen de un lugar donde recuperarse completamente de sus aflicciones.

Proveer un lugar donde los desamparados puedan – literalmente – sanar sus heridas es lo que pretende el Centro de Recuperación que abrió esta semana la organización no lucrativa Hope of the Valley Rescue Mission.

“Si tienes un hogar, vas a tu casa a recuperarte cuando sales del hospital. ¿Pero a dónde vas si no tienes un techo?”, preguntó Ken Craft, CEO de Hope of the Valley. “Esta es una solución a un problema que enfrentan los hospitales y la comunidad entera”.

Los pacientes sin hogar recibirán tratamiento médico y mental, clases laborales y hasta entrenamiento en cocina, si lo desean. /FRANCISCO CASTRO
Los pacientes sin hogar recibirán tratamiento médico y mental, clases laborales y hasta entrenamiento en cocina, si lo desean. /FRANCISCO CASTRO

La idea es que hospitales del Valle de San Fernando lleven a pacientes sin techo a este centro ubicado en Mission Hills para que se recuperen. El edificio cuenta con 30 camas y admitirá hombres y mujeres por hasta 30 días. Ahí los alimentarán y enfermeras les ayudarán en su tratamiento.

Además, habrá personal que les ayude con salud mental, desintoxicación de drogas y trabajadores sociales para referirlos a recursos de vivienda y clases de computación y entrenamiento laboral.

La idea es que al dejar el centro puedan tener un lugar permanente donde estar.

Uno de los hijos del exconcejal Angelino Richard Alarcón sufre de esquizofrenia y lleva varios años como desamparado en las calles de Van Nuys. /FRANCISCO CASTRO
Uno de los hijos del exconcejal Angelino Richard Alarcón sufre de esquizofrenia y lleva varios años como desamparado en las calles de Van Nuys. /FRANCISCO CASTRO

Un caso personal

El exconcejal Richard Alarcón es uno de los que alaban este esfuerzo.

Y lo hace a manera muy personal, pues uno de sus hijos, quien sufre de esquizofrenia, tiene seis años deambulando por las calles de Van Nuys, a pesar de sus esfuerzos por ayudarlo.

“Ahora sé que si él se cae o le pasa algo y no le podemos ayer como familia, él tiene un lugar donde le darán el tratamiento que necesita. Esta es una pieza vital para ayudar a los desamparados”, dijo el veterano político.

El centro también ayuda a prevenir que los indigentes no puedan recuperarse por completo y terminen una vez más en las salas de emergencia, dijo Audrey Simmons, CEO del Centro de Salud Comunitaria de San Fernando.

Ken Craft, CEO de Hope of the Valley Rescue Mission muestra la cocina donde prepararán alimentos para las personas a quien ayuda esta organización. /FRANCISCO CASTRO
Ken Craft, CEO de Hope of the Valley Rescue Mission muestra la cocina donde prepararán alimentos para las personas a quien ayuda esta organización. /FRANCISCO CASTRO

Tratamiento y educación

El centro también cuenta con una cocina donde les proveerán entrenamiento culinario básico a las personas en recuperación y demás clientes que ayuda Hope of the Valley.

Cada año, esta organización provee 200,000 comidas a personas sin hogar a través del Valle de San Fernando.

La cocina en el centro preparará esos alimentos, donde también proveerán servicio de banquetes.

“Si nos contratan, no solo nos estarán ayudando a nosotros, estarán ayudando a personas sin hogar a salir adelante”, dijo Craft.