Le cortaron el servicio de agua; ahora es directivo del distrito que la maneja

Luis Landeros quiere ser un ejemplo para que otros se animen a competir por puestos públicos y que los servicios mejoren en sus comunidades
Le cortaron el servicio de agua; ahora es directivo del distrito que la maneja

Cuando a Luis Landeros le cortaron el agua el mismo día que se vencía su cuenta, se enojó tanto que decidió acudir a una de las juntas de la directiva del Distrito de Agua Sativa del condado de Los Ángeles, para decirles que le parecía injusta la suspensión del servicio en su hogar.

Si no te gusta cómo operamos, lánzate para ser miembro de la directiva”, le dijeron secamente. Landeros se la tomó en serio. Disgustado por el maltrato hacia la comunidad latina, aprovechó que ese mismo año había elecciones, se puso a tocar puertas en busca de votos, y oh sorpresa, ganó el cargo de director.

El Distrito de Agua Sativa provee el servicio de agua doméstica a alrededor de 1,600 usuarios que viven en Compton.

En las elecciones de noviembre de 2011,  quité a una directora que tenía 22 años en el cargo”, recuerda.

“Obtuve el triunfo porque me concentré en los latinos, nadie antes había tocado las puertas de sus casas. Y no sólo los invitaba a apoyarme sino que los registraba para votar. Mi compromiso era reparar la infraestructura para mejorar la calidad del agua”, explica.

Luis Landeros es un ejemplo de que cuando los latinos se animan a participar pueden lograr más representación en los organismos públicos. (Araceli Martínez/La Opinión).
Luis Landeros es un ejemplo de que cuando los latinos se animan a participar pueden lograr más representación en los organismos públicos. (Araceli Martínez/La Opinión).

Aunque era la primera vez que Landeros, nacido en Compton ganaba una elección para un puesto público ya tenía un historial de servicio a la comunidad de Compton. “Abandoné el primer año del Colegio para ponerme a trabajar y ayudar a mis padres”, indica.

Abogado de los necesitados

Encontró empleo en una empresa de cemento y al enterarse que la parroquia Nuestra Señora de la Victoria en Compton se había metido en líos por ponerse a construir un estacionamiento sin permisos de la ciudad, decidió comenzar a ayudarlos con los trámites de manera voluntaria.

Me di cuenta entonces que había una gran necesidad de alguien que abogara por la comunidad latina en Compton. La gente comenzó a pedirme que los ayudara con sus problemas ante la Ciudad”, dice.

Con el apoyo del abogado Joaquín Ávila participó también activamente para dividir en distritos la ciudad, y así dar más representación a los latinos.

Al lanzarse por un asiento en la directiva de Sativa, ya trabajaba para el Departamento de Parques de la ciudad de Compton, donde aún labora.

“Durante décadas  la directiva del Distrito de Agua Sativa estuvo compuesta por  los mismos miembros quienes llevaban 20 y hasta más de 30 años reelegiéndose en los cargos. “Las elecciones se escondían, no se anunciaban”, cuenta.

Luis Landeros es presidente del Distrito de Agua Sativa que abastece a agua a 1,600 hogares de Compton. (Araceli Martínez/La Opinión).
Luis Landeros es presidente del Distrito de Agua Sativa que abastece a agua a 1,600 hogares de Compton. (Araceli Martínez/La Opinión).

Lo que más entusiasmó a Landeros, fue que dos años más después de que fue electo, otro latino fue escogido por los votantes para formar parte del consejo.

“Yo fui el primer latino en la junta directiva donde todos eran afroamericanos cuando ya había cambiado la demografía, y el 95% de los usuarios del distrito eran latinos”, precisa.

“Así que dos años después ya éramos dos latinos y tres afroamericanos”, dice.

Y a partir de ahí ya no hubo vuelta atrás, hoy en día la directiva del Distrito de Agua Sativa es completamente latina. Sus cinco miembros son latinos. “Aquí ganamos solo 150 dólares por junta, y tenemos dos al mes”, expone Landeros quien actualmente es el presidente.

“Lo que yo logré establecer es que la presidencia se rote cada año entre los miembros para que cada quien tenga oportunidad”, expone.

Con la llegada de Landeros y más latinos vinieron las auditorías a los anteriores directivos por presuntos malos manejos.. El Distrito Sativa maneja más de un millón de dólares al año y tiene siete empleados.  “En 2012 denunciamos que los anteriores administradores se daban bonos navideños al año de entre 1,500 y 1,700 dólares. La investigación está en proceso en la oficina del fiscal de condado”, indica.

“De lo que me siento más orgulloso es que se ha acabado el maltrato al público, y hemos limpiado la mala administración, además la directiva ya se parece más a Compton”, expone Landeros.

Actualmente forman parte de la directiva del Distrito de Agua Sativa, Cristina Casillas, Juan Aguilar, Roxsana Zepeda y Jennifer Mora.