Menos kilos, más sexo

La frecuencia, intensidad y satisfacción incrementa significativamente en quienes pierden peso con la cirugía bariátrica
Menos kilos, más sexo
Estudios revelan que después de una cirugía bariátrica para perder peso se mejora significativamente la vida sexual.
Foto: Shutterstock

Todo mejoró, sobre todo, su vida sexual. La cirugía bariátrica para remediar la obesidad mórbida que afectaba su salud realmente la ayudó.

“Tengo 29 años de casada y siete de haberme operado”, comparte “Cristina”, una residente de Los Ángeles, quien prefirió utilizar un nombre ficticio. “Y me siento muy feliz de haberme operado porque los cambios [en mi salud] han sido muy buenos y, mayormente en lo sexual… Y, a veces, ante todos estos buenos cambios me pregunto: ‘por qué no me había operado antes’”.

Esta contadora ejecutiva, madre de tres hijos, está muy en lo cierto al decir que al perder peso (125 libras, en su caso) con este tipo de cirugía mejoró en gran escala su vida sexual. Un nuevo estudio presentado durante la Semana de la Obesidad 2015 (que se efectuó en noviembre en Los Ángeles) reveló que tras esta cirugía, a medida que va desapareciendo el peso extra, tanto los hombres como las mujeres experimentan una notoria y duradera mejoría en el apetito, frecuencia, intensidad, actividad y satisfacción sexual.

“La gente en general no piensa en la disfunción sexual como una condición relacionada con la obesidad”, dice el Dr. John Magaña Morton, presidente de la Sociedad Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica (ASMBS) y director de la División de la Cirugía Bariátrica Mínimamente Invasiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, California.

“Pero los resultados de este nuevo estudio sugieren que las mejorías que se dan en la vida sexual [de los pacientes de la cirugía bariátrica] son un beneficio adicional que va más allá de la pérdida de peso, así como de las mejorías de otras condiciones y enfermedades relacionadas con la obesidad, como lo es la diabetes tipo 2”, detalla el galeno, quien es uno de líderes expertos, tanto a nivel nacional como  internacional, en el tema de la obesidad y los tratamientos e investigaciones que mejoran la vida de los afectados por esta gran epidemia.

El estudio, liderado por la Dra. Kristine Steffen (profesora asociada de ciencias farmacéuticas de la Universidad Estatal de Dakota del Norte, en Fargo), analizó los resultados de más de 2,000 personas (casi el 80% de estas mujeres) que fueron encuestadas sobre sus vidas sexuales durante cinco años, tras someterse a una cirugía bariátrica para bajar de peso.

De acuerdo con los autores del estudio, un año después de la operación, numerosos pacientes reportaron un aumento en el deseo y la actividad sexual, una mayor satisfacción con el funcionamiento sexual y menos limitaciones relacionadas con la salud.  Cinco años después del procedimiento, estos beneficios mostraron un incremento, dando indicios de permanecer a largo plazo.

Además de la pérdida rápida de peso, las pacientes muestran un incremento en las hormonas reproductivas.
Además de la pérdida rápida de peso, las pacientes muestran un incremento en las hormonas reproductivas. /Shutterstock

Evidencias previas

Este nuevo estudio vino a asentar los resultados de una investigación realizada en 2013  por el psicólogo David Sarwer, profesor de Psicología, Psiquiatría y Cirugía en la Facultad de Medicina de Perelman de la Universidad de Pennsylvania, que luego de examinar exhaustivamente la función sexual en las mujeres que se sometieron a una cirugía bariátrica, encontró que —además de una mejora significativa en la sexualidad— se dio un incremento en sus hormonas reproductivas y en su estado psicológico.

“Para muchas personas el sexo es una parte importante de su vida y sabemos que la pérdida de peso se asocia con mejoras significativas en la calidad de vida. Pero ahora también hemos visto que las mujeres también experimentan mejoras en su funcionamiento y en su satisfacción sexual”, dice el  Dr. Sarwer,  autor de la investigación publicada en aquel entonces en la revista JAMA, en un comunicado sobre los resultados de la investigación.

Razones evidentes del cambio

Aunque todo cambio físico, mental o emocional está sujeto a la psiquis particular de cada individuo, la psicóloga Elizabeth Delicio, con práctica en Miami, Florida,asegura que siempre ha visto un cambio “muy positivo” en sus pacientes que se han sometido a una cirugía bariátrica.

“El cambio que se da en estas personas es muy exitoso”, recalca la psicóloga. “Se les sube el autoestima ante su nueva figura; se sienten más seguras de sí mismas; empiezan a salir mucho más y a hacer cosas que antes no se atrevían; la depresión se les va, de haberla padecido a causa de su extremada gordura… y, obviamente, ante tantas mejorías físicas y mentales, la vida sexual mejora”.

La autoestima también se mejora al perder de peso, así como el problema de depresión que era causado por la obesidad.
La autoestima también se mejora al perder de peso, así como el problema de depresión que era causado por la obesidad. /Shutterstock

?>