Qué es ‘La Niña’ y por qué preocupa su llegada a California

Se despide 'El Niño', pero llega su hermana y trae consigo posibles malas condiciones para California

Durante el invierno del año pasado, expertos en meteorología anunciaron lo que sería una fuerte llegada de “El Niño”, el fenómeno que provoca el calentamiento del océano pacífico y, como efecto, fuertes lluvias.

Se proclamaba el alivio a la sequía que durante cinco años ha dejado a California en extrema sequedad, y que ha obligado a su mandatario a tomar medidas de conservación jamás antes implementadas para cerciorar el futuro de sus residentes.

Imagen satelital que muestra el "Jet Stream" que predice un fuerte El Niño para el año entrante./ NOAA
Imagen satelital que muestra el “Jet Stream” que predice un fuerte El Niño para el año 2016.

Ya en abril de 2016, el Estado Dorado aún no logra saciar su sed, y, peor aún, se avecinan condiciones climatológicas que podrían empeorar la situación de falta de agua en el estado.

La hermana pequeña de “El Niño”, conocida como “La Niña”, es justo lo que el otro no es: el enfriamiento de las aguas del Pacífico, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Y, a diferencia de su fenómeno hermano, La Niña trae consigo condiciones secas, fuertes vientos y temperaturas que sobrepasan los 100 grados Fahrenheit.

Según la NOAA, La Niña suele darse justo después que termina la temporada de El Niño. ¿Qué similitud hay entre los dos fenómenos? Ambos provocan cambios climatológicos alrededor del mundo, aunque el efecto masculino tiene mayor impacto.

El Centro de Predicción Climatológica emitió el aviso de la llegada de La Niña, que arribaría durante el verano e invierno.

Qué esperar de “El Viejo”

La Niña, o “El Viejo” —así denominado por la NOAA por tratarse de un fenómeno completamente opuesto a El Niño- siempre llega de manera diferente, pero tiene su consistencia.

noaa la nina

Y mientras que aún es temprano para determinar exactamente cómo impactará al estado, el historial de California muestra que siempre que hay una fuerte presencia de El Niño, le sigue su hermana.

El sur de California es una de las regiones donde menos se registra precipitación durante esta temporada. De hecho, informó la NOAA, cuando La Niña llega, sus efectos también pueden ser duraderos. En abril del año pasado el organismo indicó en un reporte que la sequía que ahora acecha a California pudo haber iniciado luego que en 2010 se dio el fenómeno de la hermana menor.

La NOAA también informa que durante un La Niña se puede presenciar un clima más caliente de lo normal, con temperaturas que rebasan los 100 grados Fahrenheit. Asimismo, a lo largo del Pacífico se dan fuertes vientos.

¿Seis años de sequía?

Desde 2011, California sufre por la falta de agua en sus reservas y el desmedido consumo de agua por parte de residentes y organismos que jamás han tenido que calibrar cuánta agua derrochan a diario.

california drought

Con el 31% de su terrenos en condición excepcional —el nivel más severo que registra el Monitor de Sequía de EEUU-, el Estado Dorado ahora se encuentra en mejores condiciones que el año anterior, cuando el gobernador Jerry Brown pidió que se redujera el consumo de agua al menos 25%, en comparación con cifras de 2013.

California no acató.

//e.infogr.am/js/embed.js?Qam

La meta debía cumplirse para febrero de 2016, pero quedó corta con solo el 23.9%, según la Junta de Recursos de Agua del estado (SWRCB, por sus siglas en inglés).

En enero, cuando la NOAA inicialmente dio a conocer el pronóstico de una fuerte temporada de La Niña, Dave Rizzardo, quien se encarga de las encuestas de nieve que se registran en las montañas de Sierra Nevada para la SWRCB, indicó al diario SF Gate que aún era demasiado temprano para predecir cómo impactaría a California el fenómeno.

A comienzos del año, los miembros de la Junta aún apostaban por fuertes lluvias durante el invierno — condiciones que sí se dieron en el norte de California, pero que en el sur y centro del estado llegaron en escasas cantidades.

Los californianos ahora tendrán que conservar al menos el 20% de agua, indicó la Junta en abril cuando se dieron a conocer las cifras de consumo de agua durante febrero y urgieron a todo residente a continuar los esfuerzos de conservación, que ahora se han convertido en métodos de sobrevivencia para mucho en el estado.

?>