Preso en Georgia pide un festín italiano como última voluntad

Daniel Anthony Lucas pidió varios platos italianos para su última cena antes de ser ejecutado

AUSTIN, Texas.- Daniel Anthony Lucas, un preso al que Georgia planea ejecutar la próxima semana, pidió un festín italiano como última voluntad antes de recibir una inyección letal, informó hoy el Departamento de Correcciones.

La cena que el reo solicitó consistirá en una pizza de carne, un “calzzone” de queso y bistec, un champiñón portobello relleno, una ensalada con diversos condimentos y zumo de naranja.

A Lucas le servirán su particular festín tres horas antes de la ejecución, prevista para las 19.00 del 27 de abril en Georgia.

En algunos estados, los presos que van a ser ejecutados tienen el derecho de elegir su última cena, y en su mayoría optan por hamburguesas, papas fritas, pizza o refrescos, entre otros productos similares de comida rápida.

Lucas, de 37 años, fue condenado a muerte por el asesinato de un padre de familia y sus dos hijos menores de edad en 1998.

Lucas y su cómplice, Brandon Rhode, habían entrado a robar al domicilio de la familia Moss mientras los niños estaban en la escuela y el padre en el trabajo.

Tras salir del colegio, Bryan Moss, de 11 años, vio a los ladrones a través de una ventana y entró al domicilio armado con un bate para confrontarlos, pero estos lo mataron a tiros.

Más tarde hicieron lo propio con Kristin Moss, de 15 años, y finalmente con Steven Moss.

Rhode fue ejecutado en septiembre de 2010.

Lucas será el quinto preso ejecutado este año en Georgia, un récord para este estado que tan solo había alcanzado esta cifra en 2015 y en 1987.

MÁS SOBRE LA PENA DE MUERTE