Regidor de Oaxaca ordena desnudar a mujeres policías porque lo detuvieron

A Jorge Alberto Gamiño García no le pareció que las uniformadas lo detuvieran en un operativo del alcoholímetro
Regidor de Oaxaca ordena desnudar a mujeres policías porque lo detuvieron
Buscan justicia en el caso de las policías.
Foto: oto: Gobierno de Oaxaca

MÉXICO.- A Jorge Alberto Gamiño García, regidor de Hacienda del Ayuntamiento de Santa Lucía del Camino, Oaxaca, no le gustó que dos mujeres policías lo detuvieran para pedirle cuentas a su chofer cuando éste conducía con aliento alcohólico frente a un retén de verificación contra conductores ebrios y en venganza las mandó a desnudar.

Así, en cueros, “nos pusieron a hacer sentadillas”, narraron las dos policías municipales a la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), una de las organizaciones civiles más activas de la región, que dio a conocer los hechos. Hasta el momento Gamiño García no ha dado su relato sobre el tema ni a la institución que lo denunció, ni a la prensa local, ni a este diario que lo buscó para entrevistarlo.

La versión de las ofendidas señala que Gamiño García fue testigo y fomentó en pocas horas varias conductas antiéticas e impúdicas.

La primera práctica ilegal que aparentemente cometió el regidor es la de soborno porque las policías afirman que intentó darles dinero para que dejaran ir al chofer con aliento beodo y al negarse ellas a recibirla fue cuando incurrió en la segunda.

Lee también: Co-conductor de Telehit, posible agresor de la periodista Andrea Noel

Ya en esta etapa se acusa al regidor y mandos superiores de “abuso de poder” porque, según los dichos de las mujeres, al presentarse él como funcionario del ayuntamiento automáticamente significa: déjame ir que yo soy el mandamás.

“Ambas quejosas comentaron que sus jefes les han dado la instrucción de que, cuando los interceptados en el alcoholímetro trabajen en el municipio de Santa Lucía del Camino y presenten aliento alcohólico o cometan infracciones, únicamente les hagan recomendaciones”, especificó la DDHPO.

Lee también: Mujeres dos veces víctimas: de acoso e impunidad

Con esta orden previa, las mujeres dejaron ir a los detenidos y hasta ahí hubieran parado las conductas indecorosas de no ser porque el funcionario fue a quejarse ante el secretario de Seguridad Pública de que las policías “le quitaron dinero”.

Así vino la tercera actitud inmoral, según las quejosas: el director de Seguridad Pública, Pedro Francisco Cruz, mandó a por ellas al retén carretero del alcoholímetro y, ahí mismo sus colegas las pusieron contra la pared para quitarles botas, calcetines, suéter y cartera antes de subirlas a las patrullas.

“Ambas agentes refirieron que, después, las trasladaron en una patrulla a las oficinas del ayuntamiento de Santa Lucía del Camino. Una vez allí, les ordenaron desvestirse completamente, y ya desnudas, les ordenaron hacer sentadillas. Posteriormente las regresaron a donde se encontraban realizando el alcoholímetro”, detalló la DDHPO.

La defensora de Derechos Humanos pidió medidas cautelares para las dos policías que temen ser presionadas para renunciar. El presidente municipal Carlos Girón se han mantenido al margen de los hechos hasta ahora.

//platform.twitter.com/widgets.js