Día de la Tierra: ¡Llegó la hora de sembrar árboles!

Este es el llamado en el 46 aniversario del establecimiento del día en honor a la Madre Tierra.
Día de la Tierra: ¡Llegó la hora de sembrar árboles!
El Día de la Tierra 2016 llama a sembrar árboles y reforestar las selvas, que son los pulmones del planeta, para reducir el calentamiento global.
Foto: Shutterstock

Hoy se celebra el 46 aniversario del Día de la Tierra con el tema “Los árboles para la Tierra”.

La festividad, organizada por Earth Day Network (EDN), se centra este año en la necesidad urgente de plantar nuevos árboles, ya que la meta es sembrar 7.8 millones de estos en todo el mundo hasta el 2020, cuando se celebrará el 50 aniversario del establecimiento del día en honor a la Madre Tierra.

“Con la siembra de nuevos árboles y la reforestación de todos los pulmones de la Tierra, como lo es la selva del Amazonas que hemos desbastado sobre todo en los dos últimos siglos, se busca baja la temperatura global del planeta que solo se logra con la reducción de los enormes volúmenes de dióxido de carbono (CO2) que hoy hay en la atmósfera”, explica Jaime Sierra, portavoz de la organización Sierra Club.

Una siembra inteligente

Para contribuir correctamente con el esfuerzo internacional, antes de empezar a plantar, Sierra recomienda educarse sobre los tipos de árboles que son nativos de la región donde vive, ya que, de lo contrario, en vez de ayudar se podría estar sembrando una especie de árbol endémico que podría matar a los árboles autóctonos de cada ecosistema local.

También recomienda plantar en las grandes ciudades hortalizas y vegetales en los jardines y patios particulares o unirse a los Jardines de la Victoria (Victory Gardens) que, además de proveer frutas, vegetales y granos frescos a sus participantes, sirven como zonas verdes que ayudan a oxigenar el aire de cada comunidad.

Los Jardines de la Victoria y los huertos particulares ayudan a oxigenar el aire de las comunidades en las grandes urbes.
Los Jardines de la Victoria y los huertos particulares ayudan a oxigenar el aire de las comunidades en las grandes urbes./Shutterstock

Un día histórico

Y si bien es cierto que cada Día de la Tierra marca el aniversario de lo que muchos consideran el surgimiento del movimiento ambientalista, este 22 de abril la fiesta toma aún más peso al coincidir con la ceremonia de la firma del Acuerdo de París sobre el cambio climático, que tendrá lugar en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York.

Según informa la ONU en su página web, el acuerdo fue aprobado por las 196 naciones que forman partes de la Convención Marco sobre el Cambio Climático, que se efectuó en París el 12 de diciembre del año pasado. En este acuerdo, todos los países participantes se comprometieron a trabajar para limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados (un poco más de 35 grados Fahrenheit) y, dados los graves riesgos, a esforzarse por lograr que sea menos de 1.5 grados centígrados.

Su fundador

Hoy se espera que un mil millones de personas se unan en diversas partes del mundo a las marchas que instan a tomar acción en el cuidado y conservación de los recursos naturales del planeta y vale la pena recordar que esta gran movilización se originó con la visión de tan solo un individuo.

Se trata del senador demócrata y activista ambiental Gaylord Nelson (1916-2005), natural de Clear Lake, Wisconsin, quien tras ser testigo de los estragos que dejó el derrame masivo de petróleo en 1969 en las costas de Santa Bárbara, California, se inspiró en las manifestaciones contra la Guerra de Vietnam que se realizaban en aquel entonces para organizar un día de protesta que reflejará la preocupación colectiva que se tenía en referencia a la contaminación ambiental.

Su idea fue recibida con entusiasmo y se materializó el 22 de abril de 1970, cuando veinte millones de estadounidenses se tomaron las calles, parques y auditorios exigiendo la creación de una agencia ambiental. En esta primera marcha, que Nelson bautizó como “un movimiento educativo nacional sobre el medio ambiente”, participaron unas 2,000 universidades, 10,000  escuelas y centenares de comunidades de todo el país.

La presión social fue tal que el gobierno de Estados Unidos, por orden del expresidente Richard Nixon, creó la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y una serie de leyes —como el Clean Air, Clean Water y Endangered Species Acts— destinadas a la protección del medio ambiente.

Lo demás es historia, a la cual hoy se le agrega un capítulo más. ¡Feliz día de la Tierra!