Murió la perra más vieja del mundo; tenía 30 años (video)

Se llamaba Maggie, era un fenómeno en redes, y falleció mientras dormía

Maggie, un perra de raza kelpie, considerada como la más longeva del mundo murió el domingo pasado a los 30 años de edad, así lo confirmó su dueño y mejor amigo.

Esta perra se hizo popular gracias a un programa de televisión y a través de la difusión en redes sociales, que la lanzó a la fama después de que 7 News le realizara un reportaje.

Oriunda de Australia y compañera fiel del granjero Brian McLaren. Maggie es descrita como un perra que en sus últimas días aún gustaba de realizar sus actividades comunes como andar de un lado a otro por la granja productora de leche donde habitaba, y gruñir a los gatos.

Brian McLaren dijo para The Weekly Times, que se siente triste por la partida de Maggie, sin embargo está contento porque murió de una manera tranquila mientras dormía.

McLaren aclaró que a pesar de no contar con los papeles que acreditan la edad de su compañera, la compró cuando su hijo Liam, de ahora 34 años de edad, tenía cuatro.

Se sabe que los perros viven en promedio entre ocho a quince años, y aunque se tienen registros de caninos que rebasan los veinte años, son casos pocos frecuentes y la mayoría de veces implican razas pequeñas.

Quien posee aún el título oficial como el perro más longevo del mundo, según el Libro de los Récords Guinness, pertenece a Bluey, un perro que nació en 1910 y falleció en 1939, a los 29 años y cinco meses de edad.