Si no es en mi cama, no duermo

Estudio dice que la culpa recae en el hemisferio izquierdo de tu cerebro que está de ‘vigilante’
Si no es en mi cama, no duermo
Cuando se duerme por primera vez en un lugar nuevo el hemisferio izquierdo del cerebro se mantiene despierto, vigilante, dice un nuevo estudio.
Foto: Shutterstock

Bien se sabe que en cama ajena no se duerme bien. Y esto no depende de la calidad de la almohada o el colchón. Se debe a que el hemisferio izquierdo de tu cerebro está con el “ojo bien abierto” cumpliendo una función de vigilante.

Así lo declara un nuevo estudio de la Universidad de Brown (BU), en Rhode Island, que da una explicación científica del porqué cuando las personas duermen por primera vez en un lugar —como por ejemplo, en un hotel o laboratorio del sueño—, a menudo sienten como si no hubieran dormido bien en toda la noche.

“En Japón se suele decir, ‘si cambias de almohada, no podrás dormir’. Todos sabemos que no dormimos muy bien en un lugar nuevo”, dice en un comunicado la doctora Yuka Sasaki, coautora de la investigación y profesora asociada de investigación de las ciencias lingüísticas y psicológicas cognitivas en la BU.

“El lado izquierdo [del cerebro] parece estar más despierto que el derecho”, detalla la investigadora.

El hallazgo, publicado hace un par de días en la revista Current Biology, sugiere que el “efecto de la primera noche” —que experimentan con frecuencia los viajeros de negocios— es un fenómeno común en aves y mamíferos marinos que, con frecuencia, ponen la mitad de su cerebro a dormir mientras que la otra mitad permanece en guardia.

Para llegar a esta conclusión, un equipo de científicos (liderado por Masako Tamaki, una especialista en la materia) ejecutó varios experimentos en una muestra de 35 voluntarios para medir con precisión la actividad cerebral durante dos noches de sueño.

Durante la primera noche en el laboratorio del sueño, los investigadores encontraron que el hemisferio izquierdo de los participantes se mantuvo más activo que el derecho, específicamente durante una fase del sueño profundo, conocido como “sueño de onda lenta”.

Según la investigación, el hemisferio izquierdo se mantiene en alerta durante una fase del sueño profundo, conocido como “sueño de onda lenta”.
Según la investigación, el hemisferio izquierdo se mantiene en alerta durante una fase del sueño profundo, conocido como ‘sueño de onda lenta’. Shutterstock

En la segunda noche de sueño no hubo diferencia significativa entre los hemisferios izquierdo y derecho, como tampoco en ninguna de las fases del sueño, quedando claro que el “efecto de la primer noche” se produce en el hemisferio izquierdo durante la fase de ondas lentas.

A pesar de los hallazgos, para Sasaki estos “no responden a todas las preguntas sobre el efecto de la primera noche”.  Ella asegura que se requieren más estudios para verificar “si el hemisferio izquierdo del cerebro se mantiene despierto toda la noche o si trabaja en turnos con el hemisferio derecho”.

Tampoco está claro si esta zona del cerebro trabaja como un “vigilante solitario”. “Algunos estudios creen que es la zona responsable de que soñemos despiertos durante el día, y que tiende a seguir funcionando cuando otras partes del cerebro están bastante inactivas”, advierte Sasaki.

La investigadora también dice que como “el cerebro humano es muy flexible”, las personas podrían ser capaces de reducir estos efectos si viajan con su propia almohada y se hospedan en hoteles con habitaciones similares entre sí.

También considera que “las personas que con frecuencia se encuentran en nuevos lugares pueden no tener necesariamente la falta de sueño de manera regular”. Además de Tamaki y Sasaki, el nuevo estudio tiene como coautores a Ji Won Bang y Takeo Watanabe.