El hombre que encontró pareja online usando las matemáticas

El doctor Van Tulleken utilizó consejos científicos para lograr mejores resultados en los sitios de búsqueda de pareja
El hombre que encontró pareja online usando las matemáticas
Para mejorar las probabilidades de conseguir a la "mujer ideal", el doctor Van Tulleken acudió a la ciencia.
Foto: BBC

Tengo 37 años y he estado saliendo con chicas en Londres y Nueva York en busca de mi “media naranja”. A algunas personas les gusta estar solteras, pero quizás porque tengo un hermano gemelo, para mí es el purgatorio.

Llevo mucho tiempo sin pareja tras priorizar -sospecho que equivocadamente- mi trabajo y viajes. Así que para el programa Horizon de la BBC decidí utilizar un enfoque científico en los sitios y aplicaciones de citas que me ayudará a aumentar mis posibilidades de encontrar pareja.

Mi primer problema era hacerme notar. Para mí, escribir un perfil es la parte más difícil y desagradable de las citas online.

No sólo tendría que hablar sobre mí, sino que, de alguna forma, tendría que describir a mi “pareja ideal”, y esto es algo que me parece un ejercicio poco atractivo (y un poco sexista) de optimismo e imaginación.

Así que decidí seguir el consejo del científico Khalid Khan, de la universidad Queen Mary, quien ha revisado decenas de investigaciones científicas sobre la atracción y las citas por internet.

Su trabajo no solo es para satisfacer una curiosidad científica sino que lo hizo para ayudar a un amigo a conseguir una pareja tras repetidos fracasos.

Me pareció una muy fuerte muestra de amistad, y el documento que produjo es el resultado de una extensa revisión de grandes cantidades de datos.

70 y 30

Mujer viendo el teléfono
El primer paso es escribir el perfil que más atrayente.

Su investigación evidenció que algunos perfiles funcionan mejor que otros (y por añadidura, su amigo está ahora felizmente enamorado gracias a sus consejos).

Por ejemplo, Khan aconseja dedicar el 70% del espacio a escribir sobre uno mismo y el 30% sobre lo que uno busca en una relación.

Estudios han demostrado que los perfiles con esta proporción reciben más respuestas porque la gente se siente más segura para mandar un mensaje. Esto me pareció algo que podía probar.

Pero el experto tenía otros hallazgos; aparentemente a las mujeres les atrae más los hombres que demuestran valor, valentía y disposición a asumir riesgos, que aquellos que se muestran altruistas y amables. (Y yo que pensaba que mi profesión de médico, ayudando a otras personas, iba a ser una ventaja).

También me aconsejó que si quería dejar claro que tenía sentido del humor, lo tenía que demostrar, no decir.

(Más fácil decirlo que hacerlo).

Y algo importante: elegir un nombre de usuario que empezara con una de las primeras letras del alfabeto; la gente inconscientemente parece vincular las primeras iniciales con el éxito académico y profesional.

Así que tuve que dejar de ser Xand y ser Alex por un tiempo.

Problema #2

La teoría de la parada óptima
Esta teoría indica cual es el mejor momento para elegir la mejor opción.

Sorprendentemente, estos consejos fueron extremadamente útiles. No me malinterpreten, escribir un perfil es una tarea miserable, pero ahora tenía un par de cosas que me ayudaron a romper el hielo de mi pluma para escribir algo medianamente decente.

Una vez que mi perfil saltó a las redes, el siguiente problema se hizo evidente. ¿Con quién debo tener una cita?

Con una potencial infinita cantidad de posibles candidatos, la matemática Hannah Fry me recomendó intentar una estrategia: la teoría de la parada óptima. Este es un método que nos puede ayudar obtener la mejor opción cuando hay que elegir entre muchas posibilidades.

En una aplicación como Tinder, donde hay que deslizar a la izquierda los candidatos que no gustan y a la derecha los que sí, tomé tiempo para mirar 100 perfiles de mujeres. Para conseguir la mejor cita posible, mi objetivo era deslizar a la derecha solo una vez.

Si elegía a una de las primeras que veía, podía estar perdiendo la oportunidad de salir con alguien mejor, pero si dejaba pasar mucho tiempo, entonces podía terminar quedándome con la persona incorrecta.

Según los algoritmos diseñados por matemáticos, las probabilidades de escoger a la mejor candidata para una cita mejoran tras rechazar el primer 37% de las opciones.

Una vez hecho esto, debería escoger a la siguiente persona que considero es mejor que las que ya he eliminado -y las probabilidades de que sea la mejor de todo el grupo son del 37%.

¿Regla de vida?

Hermanos Van Tulleken
Para buscar una prueba tangible del amor, el hermano gemelo de Van Tulleken, quien está casado, se sometió a un escáner de cerebro.

No voy a mentir, no fue fácil rechazar a 37 mujeres, algunas de las cuales se veían muy buen. Pero me ceñí a las reglas y establecí contacto con la siguiente mejor opción; y debo decir que tuvimos una cita agradable.

Si aplico esta teoría a todas mis citas y relaciones, puedo ver que tiene mucho sentido.

Las matemáticas detrás de esto son extremadamente complicadas, pero probablemente hemos evolucionado para aplicarnos este mismo tipo de principio: pasarlo bien y aprender algunas cosas con el primer tercio de las posibles relaciones, para tener una buena idea de lo que hay allá afuera y lo que buscas y entonces establecerse con la siguiente mejor persona que aparezca.

Lo que me pareció bueno del algoritmo fue que me dio algunas reglas para seguir y me dio la licencia de rechazar a personas sin sentirme culpable. Y por otro lado, tuve mejor estómago para ser rechazado una vez que vi que no es solo una parte deprimente de las citas, sino una prueba de que estás haciendo algo bien.

Uno es más propenso a conseguir a la mejor persona si buscas activamente una cita, en vez de esperar a que lo contacten a uno. Pero, ¿cómo saber si realmente hay “algo” tras salir varias veces con una persona?

Así que me reuní con la doctora Helen Fisher, antropóloga y asesora del sitio Match.com y quien encontró un escáner cerebral para responder a esta pregunta.

Y ofrecí a mi hermano gemelo como conejillo de indias, quien se sometió a un escáner con una foto de su esposa Dinah.

“Amor romántico y apasionado”

Escáner cerebral
Y estas imágenes indican que su hermano Chris tiene el perfil de un hombre enamorado.

Afortunadamente para todos, mostró el perfil de una persona enamorada.

Una región del cerebro llamada área tegmental ventral, relacionada con el placer y la recompensa, se mostró altamente activa. Mientras que la zona de la corteza frontal que controla el razonamiento lógico, apareció desactivada.

Este es un estado que los científicos básicamente se refieren como “amor romántico y apasionado” que no permite pensar con claridad.

Mi hermano Chris estaba, neurológicamente hablando, loco de amor.

La doctora Fisher también me dijo que hallarse en ese estado no garantiza una relación exitosa, porque el éxito de las relaciones es muy subjetivo. Y esto es lo que personifica mi experiencia con las citas en línea.

Es cierto que se trata de un juego de números, y un poco de estrategia matemática puede ofrecer las herramientas y seguridad para jugar mejor.

Pero, finalmente, esto sólo puede ofrecer la gente que te puede gustar y esperar a que le des una oportunidad.

– Xand van Tulleken, doctor y presentador de la BBC. Tras poner a prueba estos conocimientos, el doctor Xand van Tulleken salió varias veces con una persona que conoció en un sitio de citas.

Alrededor de la web