Sospechan que jóvenes mataron a sus padres en San José

Esta es la historia de un supuesto parricidio en San José, California

Sospechan que jóvenes mataron a sus padres en San José
Hasib Bin Golamrabbi, de 21 años, y su hermano de 17 años fueron arrestados como principales sospechosos en la muerte de sus padres.
Foto: Captura / Twitter

El Departamento de Policía de San José reveló que los hijos de la pareja de Bangladesh que encontraron sin vida en su domicilio fueron detenidos este miércoles como los principales sospechosos del doble asesinato.

El crimen fue descubierto el domingo pasado en Evergreen, en la ciudad de San José, California y el autor (o autores) dejaron un mensaje en el que se leía: “Lo siento, mi primer asesinato fue torpe”.

Golam, de 59 años, y Shamima Rabbi, de 57 años, eran una pareja inmigrante que vivía en el vecindario desde hacía 15 años. La pareja fue descubierta por familiares, quienes acudieron a su residencia tras no tener comunicación con ellos por varios días.

Fueron encontrados en el suelo, sangrando. Cada uno recibió cuatro balazos.

 

Un segundo mensaje, escrito con la misma tinta negra y con una letra similar, decíar: “No puedo ser como tú, diciendo una mentira. No puedo amar a alguien sin decírselo”.

Las autoridades dieron a conocer que Hasib Bin Golamrabbi, de 21 años, quedó bajo custodia en la cárcel del condado para adultos de Santa Clara y su hermano de 17 años, de quien no se dieron detalles, fue trasladado a la cárcel juvenil del condado de Santa Clara. Ambos quedaron fichados por homicidio.

Previo al arresto, el menor de los hermanos ya había sido interrogado, mientras que el mayor estaba desaparecido. Hasib Bin fue detenido en Tracy, California, y el menor en San José.

La comunidad de San José también había quedado impactada por la muerte de la pareja, dado que ésta era musulmana y fieles en los servicios del Centro Islámico de Evergreen. Mientras que en EEUU se han llevado a cabo varios crímenes de odio, las autoridades de San José pronto descartaron, dado que la evidencia apuntaba a que el homicidio no había sido ejecutado por cuestiones religiosas.

Con información de Univision