Cómo pedir el aumento de sueldo que necesitas

No tengas miedo y sigue estas recomendaciones
Cómo pedir el aumento de sueldo que necesitas
La sinceridad es una buena herramienta para pedir empleo.
Foto: Shutterstock

Qué lindo sería poder llegar a la oficina del jefe y decirle: “Creo que me merezco un aumento de sueldo”. Ver el rostro del empleador considerar seriamente tu propuesta, verlo asentir con esa mueca de aprobación en la boca; que estire su brazo para darte un apretón de manos y te diga: “sí, tienes razón”.

Pero volvamos a la realidad; las cosas no son tan simples y si crees que ya es momento de exponer esta inquietud ante tu jefatura, hay que ponerse manos a la obra. Todos conocen casos de todo tipo, a quienes les dijeron que evaluarían el aumento y finalmente, pasado un tiempo (nunca es inmediato) ocurre; otros permanecen eternamente en “veremos” y aquellos a quienes le dijeron que no. Sea cual sea el resultado, en preguntar no hay engaño, dicen.

Así que aquí te mostramos algunos consejos que Laborum.com sugiere para enfrentar de manera óptima ese momento crucial para lograr el ansiado aumento:

Sé sincero

Ponte la mano en el corazón; ¿realmente te mereces un aumento de sueldo? ¿Te lo has ganado con esfuerzo? Analizar el trabajo con autocrítica es fundamental.

Cotízate en el mercado

Infórmate de cuánto gana un profesional de tu rubro en tu mismo cargo y con tus mismos años de experiencia, para tener una referencia de cómo están los sueldos en tu área. “Para ello puedes acceder a sitios gubernamentales y públicos”, aseguran.

Convence de tus capacidades

Solicitar que te suban el sueldo es como proponer un proyecto, dicen en el sitio de ofertas laborales. Por eso requiere preparación, tener un esquema claro de qué se quiere destacar (con datos objetivos, como los resultados positivos de los últimos meses -ojalá con documentos que los acrediten- y fecha de tu último aumento de sueldo) y las respuestas que se darán ante eventuales preguntas.

Elige el mejor momento para “atacar”

“Hay que aprender a escoger el momento y la manera adecuada” para pedir un aumento, dicen. ¿Cuándo y cómo es eso? Claramente, solicitando la reunión de manera formal con tu jefe sólo después de un período de constantes buenos resultados personales en el trabajo. Idealmente, el encuentro debe realizarse antes de un fin de semana, por ejemplo, para que así, el jefe tenga tiempo de “razonar sobre el aumento y preocuparse de las consecuencias de su respuesta”.

Prepárate para los distintos escenarios

“En caso de obtener una respuesta positiva, es importante definir con tu jefatura los tiempos y las modalidades con los que el aumento será dado”, concluyen en el mejor de los escenarios. Y si la respuesta es negativa, pregunta por qué. “Si la respuesta negativa tiene buenos argumentos, debes preguntar cómo sería posible obtener un aumento y ponerte a trabajar para eso”, aconsejan.

Está de más decir que cualquier enojo o exabrupto agresivo ante una respuesta no esperada, es de muy mal gusto.