El nieto de Fidel Castro modelará en el desfile de Chanel en Cuba

Los medios cubanos aseguran que Tony Castro desfilará en el desfile histórico (y polémico) que la firma francesa ha organizado hoy en La Habana
El nieto de Fidel Castro modelará en el desfile de Chanel en Cuba
"El Kaiser" ya está en la Habana.
Foto: Instagram

El modisto alemán Karl Lagerfeld, director creativo de la casa de moda Chanel, hará historia hoy con la presentación en Cuba de su colección Crucero 2016-17, en el que será el primer desfile de la firma en Latinoamérica y que convertirá el Paseo del Prado de La Habana en una elegante pasarela de moda.

Lagerfeld eligió a La Habana como escenario de este glamuroso acontecimiento sin precedentes en Cuba, con el que la casa parisina debutará en un país de América Latina con esta línea de ropa de entretiempo, que desde el año 2000 presenta fuera de París.

Inspirado en los colores y estética de Cuba, el “kaiser” de la moda dará a conocer hoy sus propuestas de crucero para la temporada 2016/17, después de haber viajado con anteriores colecciones Crucero a lugares como Venecia, Singapur, Dubai, Emiratos Árabes o Corea del Sur.

Aunque no se han desvelado los nombres del centenar de modelos que desfilarán para Chanel en La Habana, sí se sabe que la nómina incluirá tan solo algunos maniquíes cubanos, entre los que podría estar incluido, según algunos medios independientes del país han reportado, Tony Castro, el nieto del expresidente cubano Fidel Castro.

A photo posted by #ReinaVenturini??? #R➕ (@reinaventurini) on May 2, 2016 at 6:24pm PDT

El joven, de 19 años de edad se llama igual que su padre, Antonio Castro y sus fotos posando para el fotógrafo Brian Canelles, graduado en la Escuela de San Alejandro para el proyecto ART is EASY, fueron las que hicieron saltar la alarma en las redes sociales de que había un modelo en la familia Castro.

Por el momento ni el joven ni “La Maison” se han pronunciado al respecto, por lo que habrá que esperar al desfile para comprobar si se trata solo de un rumor o este será el comienzo de la carrera de Tony Castro en el mundo de la alta moda.

El evento sorprende en un país que durante décadas ha permanecido al margen de los circuitos de la moda, en concreto de grandes firmas de lujo como Chanel, que representa valores alejados de los principios socialistas que rigen la Cuba revolucionaria desde 1959.

En la actualidad, Cuba sólo cuenta con algunas tiendas de moda de algunas firmas internacionales de gama media, localizadas en hoteles y zonas turísticas, que no siempre ofrecen las últimas colecciones y cuyos precios resultan inalcanzables para el bolsillo de la mayor parte de los cubanos que viven de un salario medio.

A photo posted by V Magazine (@vmagazine) on May 3, 2016 at 8:59am PDT

El desfile de la emblemática casa de moda francesa en La Habana coincidirá con la inauguración de la Feria Internacional de Turismo de la isla y con la presencia cerca en esa zona de un equipo de rodaje de la saga cinematográfica estadounidense “Rápido y Furioso”, los primeros de la industria de Hollywood que filman en Cuba.

Estos eventos se vincula con el proceso de cambios de cierta apertura económica y cultural que transcurre sutil y discretamente en la isla, y que se ha hecho más visible a raíz del deshielo con EEUU, ya en el último año y medio se han multiplicado las visitas de famosos y personalidades de la cultura y las artes, como los británicos “The Rolling Stones”, quienes ofrecieron un histórico concierto en La Habana.

La muestra de Chanel sumará esta semana otro acontecimiento de gran repercusión, rodeado desde hace semanas de especulaciones sobre la posible presencia de celebridades invitadas y devotos de la firma que podrían visitar Cuba con motivo del desfile y del creciente rumor de que el director creativo de la firma, Karl Lagerfeld, podría anunciar su retirada en este acto.

Ya se han dejado ver por la isla algunos modelos, como Gisele Bundchen, Jon Kortajarena o la británica Stella Tennant, una de las musas del diseñador alemán, quien acudió el pasado domingo a la inauguración de una exposición en La Habana de fotografías del modisto, que sirvió de preámbulo al esperado desfile de Chanel en La Habana.