Para los salarios no termina de llegar la recuperación

La mejora en los bolsillos de los trabajadores está siendo muy lenta
Para los salarios no termina de llegar la recuperación
El ritmo de crecimiento de los salarios ha estado muy por debajo de la época pre crisis y no se han recuperado las cifras anteriores a 2007./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Hoy, el primer viernes de mes, el departamento de trabajo hará público la evolución del empleo en abril. Los analistas esperan que se hayan creado más de 200,000 empleos y los economistas de Barclays llegan incluso a estimar que podrían ser 250,000 algo que reafirmaría con decisión el buen momento del empleo. O casi buen momento porque aún quedan asignaturas pendientes. Tras la Gran Recesión los salarios no se han recuperado.

La lógica y la teoría indican que cuanto más empleo hay, más competitivos han de ser los contratos, es decir, mejores salarios y beneficios.

No ha ocurrido.

En mazo, la media de ingresos por hora crecieron un 2.3% frente al mismo mes del año anterior. Es una desaceleración en un escenario en el que el crecimiento de los trabajos ha estado rondando apenas el 2% desde que la economía empezó a añadir empleos hace más de cinco años. Es un porcentaje muy bajo cuando el desde 2007 los sueldos cayeron fuertemente. No se ha recuperado el poder adquisitivo de 2007 o el que brevemente se consiguió en 2009, después de que la compensación laboral tocara fondo a finales de 2012, el crecimiento de los salarios no ha ido en sintonía con la creación de empleo o la mejora de la productividad.

Vuelta al trabajo

En el Instituto de Política Económica (EPI en sus siglas en inglés) temen que la recuperación tarde en llegar aún a los bolsillos de los trabajadores. La preocupación es que en los últimos seis meses muchos trabajadores están volviendo al mercado laboral precisamente porque hay más oportunidades y “este flujo de mano de obra puede retrasar la fecha en la que empiece a darse una duradera aceleración de salarios”. Los economistas de este instituto, de tendencias progresistas,  consideran que dada la actual productividad y creación de empleo los salarios deberían estar subiendo por encima del 3.5%, algo que si daría argumentos a la Reserva Fed para subir tasas de interés.

Los economistas de la banca de inversión son algo más optimistas y creen que los salarios medios por hora pueden subir un 2.4% y poco a poco a lo largo del año ya que empieza a haber señales de vida en los aumentos de los costos laborales de las empresas. A ello contribuiría el hecho de que la presión social y sindical ha conseguido aumentar los salarios mínimos en sectores donde más empleo se está creando y en los próximos años compañias con trabajadores de bajos ingresos van a tener que ir subiendo los salarios como lo ha hecho McDonald´s o Target, entre otras . Con todo, se estaría lejos del ritmo cercano al 3.5% anterior a la crisis. Eso parece que tardará en llegar.