¡Feliz día suegra!

No dejes de agasajar a la madre de tu pareja. Te damos algunos consejos para hacerlo
¡Feliz día suegra!
Por este día deja de lado cualquier diferencia que tengas con ella./Shutterstock

Puede ser que tu suegra y tú se adoren, o quizás tengan una relación que oscila entre el afecto y la discordia. Pero, sea cual sea el caso, resulta necesario prestarle atención durante el Día de la Madre.

Hay una gran cantidad de maneras de incluirla en las celebraciones, y de honrarla por ser la persona ¡que te dio a tu pareja!  Intenta que este día sirva quizás para borrar cualquier distancia que pueda existir entre ustedes.

“Por supuesto, no tienen por que estar de acuerdo en todo , pero, si por ese día puedes evitar las cuentas pendientes, y retornar a la paz deseada, éste podrá ser el mejor regalo que ella reciba”, explica la sicóloca Luna Benitez, quien además recomienda lo siguiente.

Piensa seriamente en la conveniencia de enviar a tu suegra una tarjeta firmada por ti, o si es preferible que sea en conjunto con tu pareja. La elección dependerá en gran medida de la dinámica de la relación de tu familia.

Consulta con tu pareja sobre los regalos y las actividades que puedan darle o compartir con tu suegra. El o ella tendrán una idea más clara de cuáles son las cosas que le gustan, y a cuáles les tiene cierta aversión.

Intenta que tus hijos, si tienes, hagan tarjetas o regalos para su abuela. Incluye una fotografía reciente de cada niño junto con los regalos, para mostrar un toque personal.

Invita a tu suegra a una cena o llévala a solas para almorzar o cenar, como obsequio personal propio del Día de la Madre. Si ella vive lejos, considera enviarle los pasajes para la reunión, o bien algún lindo regalo que pueda otorgarse vía correo expreso.

Si aún no te has decidido que es lo más conveniente, pregúntale directamente a tu suegra cómo quisiera ella celebrar su propio día. Tal vez, en lugar de los tradicionales agasajos, ella prefiera ir a ver una película, ir de excursión, o simplemente quedarse en casa.

Cuidado con la tarjeta

Ten cuidado al elegir la tarjeta que le enviarás. Evita las que tienen mensajes ambiguos que se podrían leer de manera incorrecta, o las tarjetas ácidas y chistosas, que podrían no ser tan graciosas para quién las recibe. Si tiene dudas al respecto, lo mejor que puedes hacer es comprar una tarjeta en blanco, y escribirle un hermoso y claro mensaje personal.