LAPD atado de manos en San Pedro: ‘Muchos indigentes deberían estar en la cárcel y no en la calle”

Autoridades dicen que nuevas leyes y restricciones a la Policía agravan el problema de desamparados en San Pedro; los Indigentes solo piden una oportunidad para abandonar las calles
LAPD atado de manos en San Pedro: ‘Muchos indigentes deberían estar en la cárcel y no en la calle”
Hay más de 378 indigentes que pululan día y noche en las inmediaciones de restaurantes, hoteles y oficinas de gobierno aledañas a la zona histórica de San Pedro. /Jorge Luis Macías

No todos los desamparados que han convertido a San Pedro en una ciudad de campamentos son drogadictos o padecen de problemas físicos y mentales.

La realidad es que muchos de los 378 que pululan día y noche en las inmediaciones de restaurantes, hoteles y oficinas de gobierno aledañas a la zona histórica de San Pedro y la línea costera solamente anhelan que las autoridades les ayuden a conseguir una vivienda digna para alejarse de las aceras y parques.

Sin embargo, para las autoridades policiales el problema en San Pedro se ha agravado por nuevas leyes que favorecen los derechos de desamparados. Hay muchas personas que han cometido delitos menores y que fueron liberados gracias a la Ley AB109 y la Proposición 47.

La AB109 fue una orden de una corte federal que obligó a las autoridades de California a liberar presos para mitigar la sobrepoblación de sus cárceles. La Proposión 147 redujo la clasificación de unos delitos “de la propiedad no tan serios y no violentos, así como los crimenes relacionados a drogas”de delitos graves a delitos menores. 

“No hay suficiente vivienda de apoyo para todas estas personas, muchas de las cuales deberían estar en la cárcel y no en la calle”, dijo Catherine Plows, directora de la oficina de relaciones comunitarias de la División Harbor del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

“Pero tenemos que trabajar con las leyes que tenemos”.

Jackie López, agente de la División Harbor del LAPD asegura que, como autoridad, debe cumplir con las ordenanzas de la ciudad de San Pedro, por lo que durante sus rondas conmina a los desamparados a mantener limpios los parques. /Jorge Luis Macías
Jackie López, agente de la División Harbor del LAPD asegura que, como autoridad, debe cumplir con las ordenanzas de la ciudad de San Pedro, por lo que durante sus rondas conmina a los desamparados a mantener limpios los parques. /Jorge Luis Macías

Necesitan vivienda

Para algunas personas indigentes que han hecho de los parques y calles de San Pedro su hogar, la solución al problema de las personas desamparadas es crear viviendas para personas de bajos recursos y proveer servicios a quienes los necesitan.

“Yo fui pescador toda mi vida y perdí mi casa”, dijo Mike Trama, un hombre de 57 años. “Si tuviéramos una vivienda asequible permanente, muchos nos iríamos de aquí”.

Trama asegura que, desde hace cinco años está “limpio”. Dejó de consumir de drogas y alcohol, y busca rehacer su vida “si alguien me diera un trabajo”.

Una lucha similar tiene Mike Gruener, un excarpintero de 59 años, que para sobrevivir se dedica a recolectar botellas de vidrio y latas de cerveza en contenedores de basura.

Aparte de no tener un lugar fijo donde pernoctar y sin trabajo, tal ha sido su suerte que la Policía lo ha multado tres veces.

“Me dieron una multa de $237 por fumar un cigarrillo dentro del parque, otro por dormir en la acera y uno más por bloquearla”, dijo. “¿De dónde voy a sacar dinero para pagar, si ni siquiera tengo para comer?”.

Mike Trama (izq.), un ex pescador de San Pedro perdió su trabajo y a su familia, y ahora deambula en las céntricas calles de San Pedro, como un desamparado más. /Jorge Luis Macías
Mike Trama (izq.), un ex pescador de San Pedro perdió su trabajo y a su familia, y ahora deambula en las céntricas calles de San Pedro, como un desamparado más. /Jorge Luis Macías

Inician campaña de ayuda

Con ayuda del Comité Asesor de la Comunidad de San Pedro, la oficina del concejal Joe Buscaíno y del grupo sin fines de lucro, Harbor Interfaith Services se ha capacitado a personas y trabajadores pobres a lograr subsistir.

“El problema en San Pedro y todo el condado [de los Ángeles} es que solamente hay un 2% de vivienda accesible y el mercado de renta es corto”, expresó Shari Weaver, directora del Centro de Recursos Familiares de Harbor Interfaith.

“Delante de nosotros tenemos a individuos que tienen ingresos limitados o nada, y los dueños [de vivienda no quieren lidiar con ellos. Ese es el reto”.

Entre tanto, tanto Mike Trama como Mike Gruener aspiran exclusivamente a una nueva oportunidad en la vida.

“Sí, vivimos en medio de una ciudad llena de carpas”, dijo Gruener. “Pero no tenemos ninguna otra opción de momento”.

Jackie López, agente de la División Harbor del LAPD asegura que, como autoridad, debe cumplir con las ordenanzas de la ciudad de San Pedro, por lo que durante sus rondas conmina a los desamparados a mantener limpios los parques. /Jorge L. Macías
Jackie López, agente de la División Harbor del LAPD asegura que, como autoridad, debe cumplir con las ordenanzas de la ciudad de San Pedro, por lo que durante sus rondas conmina a los desamparados a mantener limpios los parques. /Jorge L. Macías

El plan de Buscaíno

Según la oficina del concejal, un equipo de respuesta de emergencia incorporará a dos nuevos miembros -para tener un total de cuatro-  que intervengan para encontrar vivienda para las personas que viven en las calles y refieran a quienes necesiten servicios de salud mental.

Asimismo, se añadirán dos agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles, que vigilarán a pie en el centro de San Pedro, entre las calles Gaffey, y desde la Primera a la Calle 14.

Buscaíno ha enviado una carta a los alcaldes de Carson, Gardena, Lomita, Long Beach, Rancho Palos Verdes, Torrance para que acepten una “responsabilidad compartida” frente a las personas sin hogar.

Además habrá un impulso continuo para identificar y construir más viviendas de apoyo permanente. En este momento hay 311 unidades en el Distrito 15 del Concejo.

Quienes deambulan como desamparados en las inmediaciones del Parque San Pedro deben mantener la zona limpia, aun cuando colocan todas sus pertenencias en las aceras. /Jorge Luis Macías
Quienes deambulan como desamparados en las inmediaciones del Parque San Pedro deben mantener la zona limpia, aun cuando colocan todas sus pertenencias en las aceras. /Jorge Luis Macías

Problemática agravada

Catherine Plows dijo que varios cambios a las leyes han agravado el problema de los desamparados, incluyendo:

·         La Ley AB109 promulgada por el gobernador Jerry Brown, en 2011, diseñada para liberar a presos de “bajo perfil”, incluyendo drogadictos que entran y salen de prisiones estatales.

·         Demandas contra la ciudad por personas sin hogar, pero que tienen el derecho de dormir en las aceras públicas, entre las 9:00 de la noche y las 6:00 de la mañana, además que han ganado la protección legal de sus pertenencias.

·         La Proposición 47, aprobada por los votantes para redirigir delincuentes relacionados con asuntos de narcóticos a programas de rehabilitación y la reducción de penas por diversos delitos.

 

Alrededor de la web