Se duplica el número de niños que se suicidan en Los Ángeles

El cyberbully es la causa principal de que muchos menores decidan acabar con sus vidas, señala reporte dado a conocer por el condado
Se duplica el número de niños que se suicidan en Los Ángeles
Foto: Shutterstock

Veinte menores de edad decidieron poner fin a su vida en el condado en 2015, el doble en comparación con 2014 cuando hubo 10 suicidios, revelaron varios reportes sobre abuso infantil dados a conocer este lunes por el condado de Los Ángeles.

Los datos indican que la mitad de los suicidios fueron de niños latinos.

“Parte del problema es el Internet. Niños que reciben mensajes alarmantes que los destruyen, que son objeto de cyberbullying como cuando un niño dice cosas muy hirientes a otro,y los avergüenzan públicamente. El Internet es un mecanismo en el que los niños pueden aprender, comunicarse, pero también ser devastados”, indicó la doctora Deanne Tilton Durfee, directora del Concilio de Interagencias sobre Abuso y Descuido Infantil (ICAN), en inglés Inter-Agency Council of Child Abuse and Neglect.

Explicó que hay una tendencia muy preocupante de menores deprimidos, acosados a través de Internet, que no están felices y necesitan recibir cuidado de salud mental.

suicidio salud mental

¿Buenas noticias?

Pero no todo fueron malas noticias de acuerdo a Tilton, el sheriff de Los Ángeles Jim McDonnell y la procuradora Jackie Lacy. El número de menores muertos en las calles a manos de la violencia y las pandillas declinó. El año pasado hubo 19, una cifra baja si se considera que en 2007 fueron asesinados 100 menores.

En 2015, 29 menores fueron asesinados por sus padres o cuidadores. Un número bajo comparado con 61 en 1991 y 40 en 2000.

También el número de bebés que perecieron sofocados por sus padres al dormir en la misma cama se redujo a la mitad en 2015.

Esas no son muertes a propósito. De hecho, los padres quedan destrozados al despertar y darse cuenta que mataron al bebé, al aplastarlo mientras dormían”, señaló Tilton.

También los bebés mueren por asfixia cuando los padres llenan de almohadas y cobijas su cuna.

“En 2007 hubo 100 menores que murieron sofocados en la cuna, el año pasado fueron 19”, indicó.

Los menores que son entregados a las autoridades bajo la ley estatal Entrega Segura aumentó a 18 en 2015 contra 11 en 2014. La ley permite que madres lleven a sus bebitos a una estación de bomberos u hospital en las primeras 72 horas de nacido, sin que se les haga preguntas de ningún tipo.

abuse

Mas reportes de abuso

El número de reportes de abuso contra niños se incrementó en 2015, a 181,926 comparado con 176,636 un año anterior, lo que representa un 3% de alza, pero esto no es visto como una mala señal porque no todo son quejas legítimas.

“Al aumentar los reportes se demuestra que hay más conciencia pública, y no necesariamente significa que un niño sea abusado, sino que hay una sospecha. En algunos casos, se pone un aviso cuando algún vecino no quiere al otro y toma venganza al hacer una acusación falsa”, explicó Tilton.

Recomendaciones

Muchos de los niños que nacen en el condado de Los Ángeles son hispanos, de ahí la importancia de educar a los padres latinos en la prevención del abuso infantil.

Necesitamos asegurar que la población hispana no duerman con sus bebés en la misma cama, reporte cualquier sospecha de abuso, dé un apropiado cuidado médico a sus hijos, vigile la computadora y el Internet para revisar los mensajes que reciben porque alguna veces pueden hasta secuestrarlos. ‘Ven a verme y te voy a hacer una estrella’, les dicen. Luego los secuestran o los utilizan para tráfico sexual, una preocupación que está creciendo”, expuso Tilton.

La procuradora del condado de Los Ángeles y el sheriff coincidieron en que los resultados sobre el estado del abuso infantil en el condado llevará a que todas las agencias involucradas puedan trabajar mejor y a ser más efectivos para intervenir antes de que suceda una tragedia.

>Una de las recomendaciones dadas en los estudios sobre el abuso infantil en Los Ángeles arrojó que es muy importante aumentar el entrenamiento a doctores y personal médico para que aprendan a reconocer las sospechas del maltrato y las reporten.