Sentencian a dos agentes del LASD por falsificar reporte sobre golpiza

Joey Aguiar recibió una condena de 18 meses de cárcel mientras que su compañero Mariano Ramírez recibió una de 13 meses.
Sentencian a dos agentes del LASD por falsificar reporte sobre golpiza
Joey Aguiar y Mariano Ramírez recibieron condenas de 18 y 13 meses de cárcel respectivamente. /Captura de pantalla ABC7

Dos latinos exmiembros del Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD) fueron sentenciados esta semana a prisión por falsificar reportes sobre la golpiza que recibió un detenido con problemas mentales que estaba esposado.

Luego de llegar a un acuerdo con la fiscalía que les evitó tener que ir a nuevamente a juicio, Joey Aguiar recibió una condena de 18 meses de cárcel en prisión federal, mientras que su compañero Mariano Ramírez recibió una de 13 meses.

Los dos exagentes del LASD deberán igualmente cumplir tres años de libertad supervisada, 100 horas de servicio comunitario y tendrán que presentarse el 1 de agosto para comenzar su condena.

En su decisión, la juez de Distrito Beverly Reid O’Connell explicó que los dos agentes habían de hecho utilizado exceso de fuerza contra el detenido pero decidió mostrar algo de compasión, teniendo en cuenta que ninguno de los dos agentes había tenido cargos criminales anteriormente.

Aguiar y Ramírez fueron hallados culpables en febrero de un cargo de obstrucción a la justicia aunque los jurados no se pusieron de acuerdo en otro cargo sobre uso excesivo de fuerza en el caso de una golpiza en 2009 al detenido Bret Phillips.

El incidente ocurrió el 11 de febrero de 2009, en la Cárcel Central de Hombres. /Archivo
El incidente ocurrió el 11 de febrero de 2009, en la Cárcel Central de Hombres. /Archivo

A cambio de que la fiscalía no buscara otro juicio por el cargo de uso excesivo de fuerza, los dos exagentes renunciaron a su derecho de apelar sus condenas por la falsificación de reportes.

El incidente ocurrió el 11 de febrero de 2009, cuando Aguiar y Ramírez trabajaban en el pabellón de detenidos violentos o que necesitan protección especial en la Cárcel Central de hombres en Los Ángeles, donde golpearon a Phillips quien “sufre de esquizofrenia y otros problemas mentales”, según la investigación.

Los agentes golpearon con sus puños repetidamente a Phillips al igual que con una linterna y le rociaron gas pimienta en el rostro según el reporte, pero justificaron el hecho alegando que el detenido había tratado de golpear con la cabeza a Aguiar y continuó enfrentándose a los agentes hasta que fue tumbado y controlado en el suelo.

Pero el hecho fue observado por el capellán de la cárcel y por otro detenido quienes testificaron en el juicio, asegurando que Phillips no podía representar una amenaza para los agentes porque estaba esposado y sus manos unidas a una cadena alrededor de su cintura.

En una decisión reciente, el exjefe del LASD, Lee Baca, se declaró culpable de mentir a los investigadores sobre casos de abuso de fuerza en su departamento y en un acuerdo con la fiscalía que podría ser ratificado en audiencia próxima, espera no recibir más de seis meses de cárcel.