El drama familiar de Carlos Villagrán

El actor habló de la enfermedad que desde hace años le afecta a él y a sus nietos
Sigue a La Opinión en Facebook
El drama familiar de Carlos Villagrán
El actor de 72 años perdió a una de sus nietas a causa de esta enfermedad.
Foto: Diariobasta

Hace algunos años, Carlos Villagrán vivió el dolor más intenso de su vida al descubrir que es portador de un gen que provoca una anomalía en los huesos de la columna vertebral llamada mielomeningocele espina bífida, es decir, la espina dorsal no se forma adecuadamente provocando una masa quística que impide el movimiento de las extremidades inferiores.

El actor recordó en una entrevista con el Diario Basta uno de los peores momentos de su vida, cuando hace nueve años perdió a su nieta Zara a causa de esta condición.
“Me cuesta muchísimo trabajo hablar de mi Zara. Ella era la hija de mi hija Vanessa, pero como el papá no se quiso hacer responsable de ella, yo la adopté. Cuidé a mi niña y le di todo mi cariño y, aunque nació con esa enfermedad que hace que la espina dorsal se salga, a mí no me importó. La operaron e iba siempre a terapia. Era una niña muy hermosa, la quise muchísimo, pero desafortunadamente sólo vivió un año y medio, se puso malita, la llevamos a un hospital y ahí falleció”.

Carlos Villagrán revela que esta enfermedad también la porta otra de sus nietas, aunque con menor severidad.

“Tengo otra de mis nietas que también nació con ese problema, ahorita ya tendrá unos 16 años de edad, pero afortunadamente no ha sido tan grave gracias a las terapias. Camina despacio y puede hacer muchas cosas”.

Carlos Villagran y Becky Palacios

Clínicamente, Kiko es quien porta el gen. “Me hice unos estudios genéticos para ver de dónde venía este problema porque mis nietas fueron de dos hijas diferentes y de papás diferentes, y como atrás de mí nunca hubo un problema similar, pues había la duda de que yo fuera el portador”, cuenta emocionado.

En los análisis se descubrió que el actor es el portador, y que tiene dos mutaciones que se han manifestado en la tercera generación. También explicó que sus hijos se sometieron a los análisis y afortunadamente ya no llevan esta mutación, por lo que sus descendientes tampoco la tendrán.