Doce tips para evitar que tu perro te muerda (o muerda a alguien más)

Morder está en la naturaleza de los perros, así que como la parte racional de la relación, corresponde a los humanos aprender a relacionarnos con ellos
Sigue a La Opinión en Facebook
Doce tips para evitar que tu perro te muerda (o muerda a alguien más)
Todos los perros pueden morder.
Foto: Shutterstock

¿Sabes cuántas personas en este país son mordidas por un perro cada año? ¡4.5 millones de personas!, según la American Veterinary Medical Foundation. Es un gran número.

Pero no te confundas: no estamos diciendo que los perros sean agresivos o que muerdan sin razón. El asunto es que muchas veces los humanos nos acercamos a ellos sin guardar ninguna precaución, sólo porque lucen lindos o tranquilos, y a veces nos llevamos una sorpresa.

Un perro, por más pequeño o tierno que parezca, puede morder porque está estresado, porque algo lo alteró antes de que tú llegaras, porque lo tocaste donde no le gusta y por muchas otras variadas razones.

Del 15 al 21 de mayo se celebra la Semana Nacional de Prevención de Mordeduras de Perro, y por ello la franquicia de cuidados caninos Camp Bow Wow nos brinda algunos tips para evitar un accidente desagradable para ti y para el peludo.

  1. Si piensas adoptar un perro, infórmate sobre cuál es el adecuado para ti y para tu familia. Por ejemplo, si tienes un hijo que le teme a los perros grandes, lo mejor es buscar uno pequeño. Puedes asesorarte en una organización de cuidado animal, con un entrenador de perros o en un refugio de animales. Recuerda que llevarlo a casa es un proceso estresante para la mascota; requiere paciencia y tiempo.
  2. Dale a tu perro un espacio que pueda sentir sólo suyo: una caja, una jaula de tamño adecuado, una cama. De esta manera sabrá que en ese lugar puede refugiarse si se siente nervioso o inquieto.
  3. Siempre vigila el comportamiento de tu perro, especialmente si tienes niños.
  4. No dejes atado a tu peludo en ningún lugar de la casa, porque harán de esa zona su territorio y no dejarán a nadie acercarse fácilmente.
  5. Si ves un perro extraño cerca de tu casa, tranquilízate, ignóralo y espera que se vaya. Puedes llamar a la instancia adecuada para que encuentre a su dueño.
  6. Todos los perros pueden morderte, no importa si es de tu familia, si es pequeño o si luce apacible. Evita tomarlo de la piel, las orejas o la cola, porque son zonas sensibles.
  7. Antes de acariciar a un perro desconocido, pregunta al humano que lo lleva si lo puedes hacer. Y no vayas directamente a su cabeza, empieza por los hombres o bajo su barbilla.
  8. Nunca dejes a un niño menor de 10 años solo con un perro. No hay pretexto, simplemente no lo hagas.
  9. Entrena a tu perro, pero tú y tu familia también prepárense. Un entrenador profesional ayudará a toda la familia.
  10. Aprende a identificar cuando un perro está estresado. Algunos signos son:
    Se lame los labios, bosteza, tiene las pupilas dilatadas y el pelo erecto.
    Gruñe y amenaza con morder. En este caso no pretendas que deje de gruñir, mejor encuentra lo que le provoca incomodidad y deténlo.
    Mueve la cola rígidamente, sobre todo hacia adelante y hacia atrás.
    Se comporta evasivamente o se esconde porque está incómodo.
    Cola gacha o entre las patas.
  11. A los perros les disgustan los abrazos, no trates de interactuar con ellos a la fuerza. No trates de imponer tus muestras de cariño a su instinto.
  12. Identifica qué estresa a tu perro y evita esas situaciones. Si tu perro se estresa mucho, llévalo a su área segura y busca a un etólogo que pueda asesorarte.