Por qué ser amiga de tu ex te hace psicópata, y no buena persona

Una investigación de Oakland University reveló interesantes hallazgos al respecto

Guía de Regalos

Por qué ser amiga de tu ex te hace psicópata, y no buena persona
¿De verdad quieres que sean amigos o más bien quieres seguirle la pista?
Foto: Shutterstock

Mantener una amistad con el ex puede ser un sano comportamiento de alguien que quiere seguir en contacto con una persona que significó algo especial en su vida, pero también podría ser un signo de psicopatía.

Así lo señaló una investigación realizada por la Oakland University, en la que Justin Mogilski y la doctora Lisa Welling recolectaron los datos de 861 participantes, para saber si existía algún tipo de contacto con sus ex parejas y los motivos que había para seguir siendo amigos, en caso que así fuera.

Se les pidió contestar algunos cuestionarios para descubrir rasgos oscuros de la personalidad, como la manipulación, y así poder hallar características narcisistas, maquiavélicas o psicópatas.

Los resultados, publicados en el estudio fina “Staying friends with an ex: Sex and dark personality traits predict motivations for post-relationship friendship”, reveló ciertos datos poco honestos acerca de las intenciones para seguir en contacto con quien fuera la pareja.

El estudio, que apareció hace unas semanas en Personality and Individual Differences, señaló que si bien varios participantes solían mantener el contacto con sus ex por la confianza y el apego emocional que existían con esas personas, otros –aquellos que mostraron más signos de psicopatía y narcisismo- aseguraron que la supuesta amistad con sus antiguos compañeros sentimentales, se basaba estratégicamente en el intercambio de “recursos deseables”, como información, dinero, amor o sexo.

De este último grupo, el aspecto sexual apareció levemente más presente en las respuestas dadas por hombres respecto a las mujeres encuestadas.

La personalidad psicopática se distingue por la anestesia afectiva, es decir, su incapacidad para sentir compasión, culpa o solidaridad; por ende, utilizan todos los medios necesarios para mantener las situaciones bajo su control y para lograr sus objetivos, sean de placer, venganza o explotación.