Voto latino y antiTrump podrían pintar de azul a Arizona

Encuestas de votantes comienzan a mostrar una contienda presidencial estrecha para noviembre, abriendo la posibilidad de que el estado pase a la columna "azul" por primera vez en dos décadas y por segunda vez en más de 60 años.
Voto latino y antiTrump podrían pintar de azul a Arizona
Un extraño combo de partidarios de Donald Trump en Arizona: dos hombres vestidos con sombrero y zarapes mexicanos pero con letreros indicando que "aman a Trump" (Photo by Ralph Freso/Getty Images)

Arizona, que ha estado en la palestra entre la comunidad latina por sus las leyes anti inmigrantes y su tristemente famoso Sheriff Joe Arpaio, ha votado por el candidato republicano en cada una de las elecciones presidenciales desde 1952 con la excepción de 1996, cuando favoreció al demócrata Bill Clinton.

Este año podría ser la otra excepción, si las fuerzas que se están uniendo para aumentar la participación latina y la oposición a Donald Trump siguen fortaleciéndose, llegando incluso a amenazar la reelección del senador John McCain, quien representa a Arizona en el senado federal desde 1987.

Sen. John McCain, Republicano-Arizona.
Sen. John McCain, Republicano-Arizona.

La más reciente encuesta de Public Policy Polling señala no sólo la vulnerabilidad de McCain frente a otros candidatos, sino que la usual ventaja republicana en las presidenciales se reduce al mínimo o desaparece del todo este año.

“La elección presidencial está muy competitiva en Arizona en este momento”, señala el reporte de la empresa encuestadora PPP. “Donald Trump lidera sólo por dos puntos a Hillary Clinton. Así mismo, Bernie Sanders lograría tres puntos de ventaja sobre Trump si fuera el candidato”.

En 2008 y en 2012, los candidatos presidenciales republicanos ganaron Arizona por 9 puntos de ventaja frente a Barack Obama. Pero a seis meses de la elección, parece que a Trump no le será tan fácil como le fue a sus dos predecesores.

Las famosas marchas contra la ley inmigrante de Arizona ahora se han convertido en más votos latinos y cambios políticos en ciernes en Arizona    (photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Las famosas marchas contra la ley inmigrante de Arizona ahora se han convertido en más votos latinos y cambios políticos en ciernes en Arizona (photo by Aurelia Ventura/La Opinión)

Aumento del voto latino será decisivo

Arizona estuvo ocupando titulares a diario para la comunidad latina a partir de 2010, cuando ese estado aprobó una ley (SB1070) para restringir y penalizar a la comunidad indocumentada y cuando las redadas del Sheriff Joe Arpaio contra los inmigrantes se hicieron habituales.

Todo esto coincidió en los últimos años con un notable crecimiento en la población del estado, una de las más aceleradas del país y que coincidió con el incremento de la población latina e inmigrante.

La ley SB1070, el sheriff Arpaio y un exitoso movimiento años después para expulsar de su cargo al legislador Russell Pierce, autor de la ley antiinmigrante, generaron mucho interés en la comunidad latina y campañas de ciudadanía y registro de votantes.

Según los estimados de One Arizona, el crecimiento en la participación latina ha sido constante desde hace 10 años. En las elecciones legislativas federales (no presidenciales) de 2006, los latinos fueron 9% de los votantes de Arizona. En 2010 y 2014, en elecciones similares, los latinos fueron el 12% del los votantes. En 2012, la reelección de Barack Obama, fueron el 17%.

Activistas señalaron que más de 1,400 personas fueran afectadas por la ley que fue aprobada en Arizona en el 2005 y que sólo el condado de Maricopa aplicaba.
Activistas señalaron que más de 1,400 personas fueran afectadas por la ley que fue aprobada en Arizona en el 2005 y que sólo el condado de Maricopa aplicaba.

Según NALEO, la asistencia de latinos a las urnas en elecciones presidenciales creció en 35% entre 2004 y 2012. La organización proyecta otro crecimiento del 8% entre 2012 y 2016, cuando estima saldrán a votar unos 433,000 latinos para las elecciones generales de noviembre en Arizona.

El entusiasmo de los latinos para registrarse este año ha sido notorio, dijo recientemente a La Opinion Eduardo Sainz, coordinador del Sur de Arizona para la organización Mi Familia Vota.

“Aún tenemos un trabajo enorme por hacer, pero muchas organizaciones se están sumando a este esfuerzo no sólo por registrar votantes sino por crear nuevos ciudadanos por medio de la naturalización”, dijo Sainz. “Nosotros vamos a escuelas secundarias, universidades, clínicas comunitarias y a pequeños negocios latinos y hemos registrado a mucha gente. Vemos el entusiasmo para asegurar que haya candidatos que representen sus valores”.