Exámenes preventivos clave para la mujer

Conoce los chequeos médicos rutinarios que todas deben hacerse de acuerdo a su edad e historial familiar
Exámenes preventivos clave para la mujer
Los exámenes médicos preventivos ayudan a tener una mejor salud.
Foto: Shutterstock

¿Qué tiene que ver la prevención de las enfermedades con los controles médicos rutinarios? Mucho, particularmente si se es mujer.

“El tipo de examen y la frecuencia con la cual se hace depende de la edad, estado de salud actual e historial médico familiar de cada mujer. Por ejemplo, una  cuya familia tenga un historial de ciertos tipos de cáncer (del seno o del colon) posiblemente necesite hacerse pruebas para descartar el cáncer a una edad temprana y con más frecuencia que las que no tengan ningún antecedente”, explica la Dra. Elizabeth Dueñas, especializada en Medicina Familiar y vinculada a Kaiser Permanente.

La doctora explica que es importante hablar con el médico de cabecera para determinar cuándo se deben hacer y con qué frecuencia, ya que al tener un papel activo en su cuidado de salud, las mujeres pueden tomar los pasos necesarios para prevenir enfermedades y reducir su riesgo de complicaciones.

Durante esta semana destinada a la salud femenina, la Oficina de Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos recuerda a las féminas que se han establecido ciertas pautas de chequeos médicos preventivos que ayudan a que se mantenga lo más saludable posible en las diferentes etapas de la vida.

Estos son algunos de esos exámenes preventivos clave que ayudan a tener un buen estado de la salud:

Niveles de la presión arterial y el colesterol

El examen de la presión es esencial para detectar las enfermedades cardiovasculares a tiempo. En los casos de sufrir de presión alta, su control es básico a lo largo de la vida para evitar el daño hepático y de los riñones.

El del nivel del colesterol también es básico en las mujeres, ya que, según la Asociación Americana del Corazón, ellas hoy tienen un alto riesgo de sufrir ataques cardíacos a la par de los hombres.

El detectar y controlar a tiempo la alta presión previene las enfermedades cardiovasculares; así como los daños al hígado y los riñones.

El detectar y controlar a tiempo la alta presión previene las enfermedades cardiovasculares; así como los daños al hígado y los riñones./Shutterstock

Papanicolau o citología vaginal

En este examen médico se toma una muestra de las células de la cérvix (o cuello del útero), para detectar cualquier anormalidad que denuncie la presencia de cáncer. De acuerdo los nuevos estándares, si tienes entre 21 y 29 años te harán la prueba cada 3 años;  si tienes entre 30 y 65 años, cada 3 o 5 años y si tienes 66 años o más, probablemente no te volverán a hacer esta prueba. El doctor solo la recomendará dependiendo de tu caso particular.

La diferencia de años en la frecuencia de la ejecución de este examen se debe a esto: si solo te hacen el Papanicolaou, te lo repetirán cada 3 años y si te hacen el Papanicolaou con la prueba virus del papiloma humano (HPV), te harán las dos pruebas cada 5 años.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de EEUU, el Papanicolaou o Pap se puede efectuar sin afectar la virginidad, usando en el procedimiento un cepillo o espátula pequeña para extraer con delicadeza algunas células del cuello uterino.

Prueba de enfermedades de transmisión sexual y HIV

Los médicos recomiendan efectuar en toda mujer que tiene una vida sexual activa la prueba de enfermedades de transmisión sexual (STD, en inglés) y del virus de inmunodeficiencia adquirida (HIV) una vez al año, especialmente, si se vive una situación de riesgo (como por ejemplo, si se es promiscua o practicante del sexo sin protección).

Mamografía

El Instituto Nacional del Cáncer, la Sociedad Americana del Cáncer y el Colegio Americano de Radiología recomiendan mamografías anuales para las mujeres mayores de 40 años. Se ha demostrado que esta prueba disminuye el riesgo de morir de cáncer de mama cuando el mal se detecta a tiempo. Además de la mamografía se debe practicar mensualmente el autoexamen de los senos.

A excepción de casos particulares, la mamografía anual se recomienda a partir de los 40 años.

A excepción de casos particulares, la mamografía anual se recomienda a partir de los 40 años./Shutterstock

Cáncer de colon y recto

A partir de los 50 años de edad, tu médico te remitirá a que te hagan un examen del cáncer colorrectal (o colonoscopia) que detecta la presencia a tiempo de los pólipos que lo provocan.

La Sociedad Americana contra el Cáncer recomienda que la colonoscopia se haga cada 10 años, si la persona no tiene problemas médicos de riesgos para desarrollar este tipo de cáncer.

Test de glaucoma

La Academia Americana de Oftalmología recomienda que las personas de cualquier edad con síntomas de glaucoma o con factores de riesgo de desarrollarla —tales como pacientes con diabetes, antecedentes familiares de glaucoma o de ascendencia africana— deben discutir con su oftalmólogo cada cuánto deben tener esta prueba.

A la vez recomienda que todo adulto, sin síntomas o factores de riesgo de desarrollar la enfermedad, debe tener un examen completo de la vista a los 40 años, edad cuando por lo regular se presentan los primeros signos del glaucoma u otras enfermedades de los ojos y los cambios en la visión. Basándose en los resultados de esta evaluación inicial, el oftalmólogo determinará qué tan frecuente deben hacerse los exámenes de control.

Los adultos mayores de 65 años deben hacerse un examen ocular cada uno o dos años, o según lo recomienda el oftalmólogo. Lo mismo se aplica a las personas con diabetes.

Un examen detallado de los ojos, incluyendo la prueba del glaucoma, debe hacerse a los 40 años.

Un examen detallado de los ojos, incluyendo la prueba del glaucoma, debe hacerse a los 40 años. /Shutterstock

“La mayoría de los problemas de salud comienzan siendo pequeños; sin embargo, muchos los ignoramos y desafortunadamente buscamos atención médica cuando la condición ya ha empeorado. Para prevenir esto, es importantísimo que tanto las mujeres como  los hombres se hagan exámenes médicos preventivos a lo largo de la vida”, resume la Dra. Elizabeth Dueñas.