Prueban un cohete que podría ir de Buenos Aires a Tokio en 2 horas (video)

Logró llegar a una velocidad máxima que es 7,5 veces superior a la del sonido: 9187 kilómetros por hora (unas 5,700 millas por hora)
Prueban un cohete que podría ir de Buenos Aires a Tokio en 2 horas (video)
El cohete hipersónico despega del campo de pruebas de Woomera.
Foto: Departamento de Defensa de Australia

Un equipo australiano-estadounidense realizó con éxito un vuelo experimental de un cohete hipersónico llevado a cabo en el campo de pruebas de Woomera, en el sur de Australia, informaron hoy medios locales.

El éxito de este lanzamiento de prueba nos lleva a dar un paso más hacia la realización de vuelos hipersónicos”, dijo el jefe científico de la Defensa australiana, Alex Zelinsky, en declaraciones citadas por el portal de la revista Australian Defence.

El cohete experimental, llamado HiFire 5B, alcanzó una velocidad máxima de Mach 7,5, es decir, 7 veces y medio la velocidad del sonido, más de 5,710 mph (9,187 kilómetros por hora), y a una altura de 172 millas (278 kilómetros) de la Tierra. Como referencia, el Concorde iba a Mach 2 (algo más de 2000 km/h); un avión de pasajeros tipo Jumbo tiene una velocidad crucero cercana a los 900 km/h.

Esta tecnología es desarrollada por la Universidad de Queensland y el Grupo de Tecnología y Ciencia de Defensa de Australia, los laboratorios de Investigación de la Fuerza Aérea estadounidense, la empresa Boeing y el Programa Internacional de Investigación y de Experimentación de Vuelo Hipersónico (HIFiRE, siglas en inglés).

NOTICIAS DE TECNOLOGÍA

Los vuelos hipersónicos, que implican velocidades que superan en más de cinco veces la del sonido, pueden suponer enormes beneficios económicos y sociales, en los que entre otros aspectos, reducirían el tiempo de desplazamiento entre Sydney y Londres a menos de dos horas, agregó la fuente.

El equipo de HIFiRE ha logrado algunos avances en lo que respecta al diseño, el montaje y las pruebas previas a las pruebas experimentales de los vehículos hipersónicos y otros complejos sistemas por lo que se espera que realicen futuras pruebas con este tipo de aparatos en los próximos dos años.