Trump al NRA: Clinton les quitaría las armas

Pero demócratas y grupos afines que exigen un mayor control de armas, sin embargo, advirtieron de que un triunfo de Trump sólo aumentaría la violencia de las armas
Sigue a La Opinión en Facebook
Trump al NRA: Clinton les quitaría las armas
Foto: EFE

WASHINGTON.- El virtual candidato presidencial republicano, Donald Trump, logró este viernes el espaldarazo de la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA) y, durante un discurso en Kentucky, advirtió de que una victoria de la demócrata Hillary Clinton sería el fin de su derecho a la tenencia de armas.

Ante una entusiasta multitud en la ciudad de Louisville, Trump afirmó, erróneamente, que Clinton “quiere abolir la Segunda Enmienda” de la Constitución, que consagra el derecho a la tenencia de armas en Estados Unidos.

“No vamos a permitir que eso ocurra, vamos a preservarla”, prometió Trump.

El magnate inmobiliario ha cambiado de parecer sobre diversos temas, incluyendo el control de las armas: en 2000, dijo en el libro “The America We Deserve” que apoyaba prolongar el período de espera entre la compra de un arma y su entrega al cliente.

Ese año, Trump dijo que la idea de los demócratas de “confiscar” las armas le parecía “una tontería” , pero también criticó la negativa de los republicanos de siquiera apoyar algunas restricciones.

Su solución, según explicó entonces, era un punto intermedio, ya que en general se oponía al control de las armas pero sí respaldaba prohibir la venta de armas de asalto, y usar la tecnología del internet para revisar en cuestión de 72 horas los antecedentes penales de potenciales compradores.

Ahora, aunque solo hay una vacante para un juez vitalicio en el Tribunal Supremo tras la muerte del conservador Antonin Scalia, Trump dijo que si gana Clinton, ésta nombrará jueces para abolir la Segunda Enmienda.

Clinton de inmediato respondió al discurso de Trump en su cuenta de Twitter, reiterando su apoyo al control de las armas, al señalar que la violencia de las armas se cobra la vida de unas 33,000 personas al año.

Clinton, al igual que la mayoría de los demócratas en el Congreso, favorece la revisión de los antecedentes penales de los compradores de armas, y hoy dijo que la seguridad no está reñida con el derecho constitucional a poseer armas en EEUU.

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js

Tanto el principal ejecutivo de la NRA, Wayne LaPierre, como el activista conservador Chris Cox, aseguraron ante miles de miembros del grupo que, de hecho, la Segunda Enmienda “estará en las papeletas de votación en noviembre”.

COBERTURA ESPECIAL SOBRE CONTROL DE ARMAS

Un “referendo” contra las armas

Del lado opuesto, líderes demócratas y activistas a favor del control de armas dijeron en una conferencia telefónica que las elecciones de 2016 serán un referendo sobre la seguridad de las armas.

Dan Gross, presidente de la Campaña Brady Contra la Violencia de las Armas, explicó que el objetivo es evitar que las armas caigan en manos de terroristas, criminales convictos, personas que cometen actos de violencia doméstica, enfermos mentales peligrosos, niños sin supervisión de un adulto, y demás personas que no deben tener acceso a pistolas.

“Acá no estamos hablando de la Segunda Enmienda y los derechos para quienes obedecen las leyes… hay gente que puede entrar a una armería y comprar un arma sin ninguna traba, y eso no es correcto”, dijo Gross, quien subrayó que los resultados en las urnas determinarán si el problema de las armas aumenta o se resuelve.

El congresista por California, Pete Aguilar, afirmó que si bien ninguna reforma por sí sola hubiese frenado la tragedia de San Bernardino, “eso no es excusa para ignorar la urgencia de tener un diálogo nacional sobre la seguridad de las armas”.

Un hombre prueba un arma durante la Feria de Armas de Miami. Foto: EFE

Un hombre prueba un arma durante la Feria de Armas de Miami. Foto: EFE

Trump “ha demostrado que trafica con el miedo, y lo ha utilizado para poner a unos en contra de otros. Su cortejo del apoyo de la NRA a mí me indica que su plan es llegar a la Casa Blanca y perseguir una agenda” pro-arma, dijo, por su parte, la congresista por Connecticut, Elizabeth Esty.

Tom Mauser, portavoz del grupo Colorado Ceasefire y padre de uno de los estudiantes asesinados en Columbine en 1999 dijo que EEUU ya no puede darse el lujo de seguir ignorando la violencia de las armas, que se cobra la vida de al menos 33,000 personas y deja lesionados a otras 70,000 al año.

La clave para estos activistas es elegir o reelegir en noviembre próximo a líderes del Congreso que den prioridad a los intereses de los votantes y no a los grupos de intereses especiales que apoyan las armas.

En la mira tienen, por ejemplo, a la senadora republicana por New Hampshire, Kelly Ayotte, quien votó en contra de fortalecer el control de las armas tras el tiroteo en la escuela primaria Sandyhook, en New Haven (Connecticut) en diciembre de 2012.

El Senado prácticamente ha abandonado cualquier esfuerzo en los últimos años por restringir más la venta de armas, pero el senador demócrata por Nueva York, Charles Schumer, presentó recientemente una medida, denominada “Brady Bill 2.0” para ampliar la revisión de antecedentes criminales de los compradores de armas.

//platform.twitter.com/widgets.js

El discurso de Trump en Kentucky, cargado de sus conocidos ataques contra Clinton, sirvió de anticipo de lo que se puede esperar en la contienda general, de cara a los comicios del próximo 8 de noviembre.

Mientras, Trump ha emprendido los primeros pasos para tender puentes con los diversos grupos que ha ofendido desde que lanzó su candidatura presidencial en junio de 2015.

Hoy mismo, dijo que ha comenzado a ver una mejora en las encuestas entre las mujeres votantes, aunque no ofreció detalles.