¿Nariz aguileña, ancha o chata?

Científicos identifican el ADN responsable de las características faciales clave

Guía de Regalos

¿Nariz aguileña, ancha o chata?
Científicos descubren cinco genes específicos que influyen sobre el tamaño y la forma de los rasgos de la nariz y el mentón de la gente nacida en ciertos países de Latinoamérica.
Foto: Shutterstock

Tal vez, muchas veces, al mirarte al espejo te has preguntado: ¿de dónde saqué yo esta nariz?, ¿por qué es tan afilada, respingada, ancha o chata?

Pues la respuesta la puedes encontrar en los hallazgos de un nuevo estudio, efectuado por el Colegio Universitario de Londres (UCL, por sus siglas en inglés), que descubrió que los genes DCHS2, RUNX2, GLI3 y PAX1 afectan específicamente en qué tan ancha y puntiaguda es la nariz y el gen EDAR en que tan  prominente es el mentón o la barbilla.

Para este hallazgo, los investigadores del estudio recogieron y analizaron las muestras del ADN de una población de más de 6,000 voluntarios (hombres y mujeres) nacidos en Brasil, Colombia, Chile, México y Perú.

Todas las personas del grupo estudiado tenían ascendencia mixta: europea (50%), amerindia (45%) y africana (5%), dando como resultado una gran variación en los rasgos faciales.

“Pocas investigaciones han observado cómo se desarrollan los rasgos faciales normales, y los que lo han hecho solo han observado a poblaciones europeas, que muestran menos diversidad que el grupo que estudiamos nosotros”, dice en un comunicado el Dr. Kaustubh Adhikari, del Departamento de Biología Celular y del Desarrollo de la mencionada universidad, auien lideró la investigación.

Es por esto, que hasta la fecha, este estudio se torna único.

“Lo que hemos encontrado son los genes específicos que influyen en la forma y tamaño de las características individuales, que no se ha visto antes”, agrega el investigador. “Averiguar el rol que cada gen tiene nos ayuda a entender el camino evolutivo desde los neandertales hasta los humanos modernos. Nos acerca a una comprensión sobre cómo los genes influyen a nuestro aspecto, algo importante para las aplicaciones forenses”.

Las personas tienen diferentes formas de rasgos faciales en función de su patrimonio genético, que se debe en gran parte a la manera como el entorno influyó en la evolución del genoma humano.

“Durante mucho tiempo se ha especulado que la forma de la nariz refleja el entorno en el cual los humanos evolucionaron. Por ejemplo, se ha propuesto que la nariz comparativamente más estrecha de los europeos es un resultado representativo de una adaptación a un clima frío y seco”, explica por su parte el director del estudio, el profesor Andrés Ruiz-Linares, del Departamento de Biociencias de la UCL

“La identificación de los genes que afectan la forma de la nariz nos ofrece nuevas herramientas para examinar estas teorías, así como para entender la evolución de los rasgos de la cara en otras especies. También puede ayudar a entender lo que va mal en los trastornos genéticos que implican anormalidades faciales”, concluye Ruiz-Linares.

Los resultados de la investigación se publicaron en la reciente edición de la revista Nature Communications.

Los genes DCHS2, RUNX2, GLI3 y PAX1 afectan específicamente sobre la anchura y respingamiento de la nariz, según el nuevo estudio.

Los genes DCHS2, RUNX2, GLI3 y PAX1 afectan específicamente sobre la anchura y respingamiento de la nariz, según dice el nuevo estudio del Colegio Universitario de Londres./Shutterstock