Elección: Hillary y Trump ante los latinos

El mensaje ante una audiencia cristiana no pudo ser más diferente entre los dos candidatos
Elección: Hillary y Trump ante los latinos
Foto: Archivo

Durante el pasado fin de semana se realizó en Anaheim, California, la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano. La NHCLC es una organización que aglutina a cristianos evangélicos de origen Hispano, pertenecientes a más de 40,000 Iglesias alrededor de los Estados Unidos.

Con ocasión de esta conferencia, los virtuales candidatos de los dos principales partidos políticos, Donald Trump e Hillary Clinton, dirigieron sendos mensajes a través de videos pregrabados, que fueron puestos a consideración de los presentes el viernes pasado en la noche.

Los mensajes de ambos candidatos difieren en la forma y en el fondo.

En lo que tiene que ver con el fondo, el de Donald Trump es una lista de lavandería en el que menciona todas las maravillas que va a realizar en favor de los hispanos y de los estadounidenses en general. La frase que resalta en el pequeño discurso es: “Ustedes van a ser muy felices, a ustedes les va a gustar el presidente Trump”.

A más de aquello menciona que va a parar el flujo de drogas a través de las fronteras, que va a crear “grandiosas” escuelas, y que va a mejorar la situación laboral de la minoría hispana y de la clase media en general. En la única mención al tema migratorio dice que :”La gente va a venir a los Estados Unidos a través de un proceso, van a venir de manera legal.”

El mensaje de la señora Clinton es más filosófico. Sin dejar de mencionar los mismos temas a los que se refiere Trump, educación, pobreza, etc. resalta los valores estadounidenses y cristianos. Y por supuesto, no desaprovecha la oportunidad para atacar a su contrincante republicano por su propuesta de deportar a 11 millones de inmigrantes no autorizados; y señala la necesidad de una reforma migratoria integral.

Pero si en el fondo los discursos son diferentes, en la forma lo son aún más.

El de Trump parece ser grabado con un teléfono celular. Se ve al hombre sentado en su avión y con la imagen de un televisor encendido en la parte de atrás, y su lenguaje corporal y facial se parece más al del tío al que le han pedido que diga unas palabras en el Día de Acción de Gracias, y que quiere salir lo más rápido posible para regresar frente a la televisión al partido de football, que al de un estadista al que le interesa genuinamente el bienestar de las personas a quienes se dirige.

El mensaje de Hillary, parece ser realizado en un estudio profesional, con un mapa del mundo en la parte de atrás, y a la candidata se la nota mucho más relajada y profesional.

De la observación de ambos videos, no me atrevería a asegurar que a la señora Clinton le interesa genuinamente nuestra comunidad; lo que si puedo asegurar sin temor a equivocarme es que el candidato Trump nos trata como nos ve, como a una comunidad que no merece respeto ni ser tratada con la importancia debida.