Editorial: La ignorancia y la mala intención en Texas

Libro de texto escolar es un insulto a la comunidad mexicoamericana
Editorial: La ignorancia y la mala intención en Texas
El libro “Mexican American Heritage” de Jaime Riddle y Valarie Angle.

Cuando los líderes y académicos mexicoamericanos de Texas exigieron a la Junta Estatal de Educación libros para estudios mexicoamericanos nunca esperaron que el texto presentado iba implicar que el tango, la rumba y la salsa eran ritmos mexicanos. En este caso no solo la ignorancia es la que causa horror, sino el racismo y la mala intención que acompaña a un libro escolar que es para ser utilizado por una mayoría de estudiantes latinos.

El libro “Mexican American Heritage” de Jaime Riddle y Valarie Angle es un insulto a una comunidad que es parte integral de la historia de Texas. En él se describe a los mexicoamericanos en una línea, que “quieren destruir esta sociedad”. Además, los pone en la misma bolsa de los indocumentados al acusarlos de causar “problemas económicos y de seguridad”  que incluye “drogas, pobreza, falta de asimilación y explotación”.

La credencial de Riddle para escribir este libro es “desarrollar contenido instructivo educativo conservador… con énfasis en temas socialistas, antiamericanos”. La editorial que lo publica es propiedad de una exintegrante de la Junta que en su momento escribió que la educación pública es “tiránica” y es un “instrumento de perversión”.

La Junta Educativa de Texas es célebre por su extremismo conservador y religioso que influye tanto en sus decisiones como en los libros de textos, que muchas veces son usados fuera de ese Estado. El escándalo más reciente fue aceptar un libro en que se describía a los esclavos como “inmigrantes” y “trabajadores”. Ahora hay una candidata con grandes posibilidades de integrar la Junta que asegura que Obama es un prostituto gay, que los demócratas mataron a John  Kennedy y que los dinosaurios no se habrían extinguido de haberse reproducido bien en el Arca de Noé.

Esta es una ignorancia arrogante. Es la que niega la ciencia detrás del calentamiento global y ha inventado una idealizada historia estadounidense que, en este caso, se dedica a despreciar con la brutalidad de un asno a los mexicoamericanos.

Esperamos que el libro sea rechazado. Que la mayoría de estudiantes de Texas, que son latinos, puedan estar orgullosos de su origen y puedan conocerlo mejor. Los estudio étnicos son importantes para comprender las distintas comunidades.

Este caso de Texas sirve para estar alerta, para proteger la educación contra quienes la alteran para que calce en sus creencias religiosas. Eso es para la iglesia en vez de las aulas.