Ese estrés que anula o mata

Este estado no solo afecta la salud, también influye sobre la condición emocional, la apariencia física y el entorno social

Ese estrés que anula o mata
La tercera parte de la población en Estados Unidos vive en un estado de estrés extremo, mientras que cerca de la mitad (48%) considera que su estrés ha aumentado en los últimos cinco años.
Foto: Shutterstock

¿Te duele la cabeza sin razón y te sientes sin motivación?, ¿estás ansiosa y todo lo que comes te cae mal?, ¿te falta el aire a veces y tu corazón palpita a mil?, ¿se te está cayendo el cabello más que de costumbre?, ¿sientes una presión en la cabeza y no te puedes concentrar?

Si respondiste “sí” a la mayoría de estas preguntas, lo más seguro es que estés padeciendo de estrés, un sentimiento de tensión física o emocional que puede ser causado por cualquier situación o pensamiento que lo hace a una sentir nerviosa, ansiosa, frustrada o iracunda.

Y es que de acuerdo con la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés), la tercera parte de la población en Estados Unidos vive en un estado de estrés extremo, mientras que cerca de la mitad (48%) considera que su estrés ha aumentado en los últimos cinco años.

“Sabemos que el estrés es parte de la vida y que cierto estrés puede tener un impacto positivo. Sin embargo, los altos niveles  que reportan muchos estadounidenses pueden implicar consecuencias negativas a largo plazo en la salud, que van desde fatiga hasta la obesidad y las enfermedades cardíacas”, advierte el psicólogo Russ Newman, director ejecutivo de la APA para la práctica profesional, en el sitio web de la mencionada organización.

Esto quieres decir que tienes que ponerle atención a tu condición, ya que el estrés —además de los anteriores efectos negativos para la salud— afecta también otros aspectos de la vida.

Apariencia física

De acuerdo con el Dr. Rodrigo Mercado, especializado en Medicina Familiar y vinculado a Kaiser Permanente Baldwin Park (California), el estrés puede llegar a afectar indirectamente nuestra apariencia.

“Para empezar, sabemos que  puede interferir con nuestro sueño, llegando a causar insomnio. Y, cuando una persona no duerme suficiente, es muy probable que se levante con ojeras o hinchazón debajo de los ojos”, detalla el galeno. “Además sabemos que hay una conexión directa entre el estrés y el acné, independientemente si la persona es propensa a sufrirlo o no”.

El acné se genera o empeora debido a que el estrés produce desbalances hormonales causando una sobre estimulación de aceite en las glándulas de la piel.

“También puede causar pérdida del cabello al interrumpir la etapa de crecimiento del folículo y poniéndolo en una fase de reposo.  Si el folículo no es estimulado, eventualmente se cae”, señala el Dr. Mercado.

Salud emocional

El estrés puede tener consecuencias graves en nuestra salud emocional cuando es prolongado, debido a que interfiere con nuestras habilidades para llevar una vida normal.

“Una persona estresada tiende a sentirse ‘fuera de control’ o desesperada”, detalla el médico familiar. “Esto a su vez puede causar que la persona se sienta fatigada continuamente, tenga problemas de concentración, ansioso o irritable.  Si una persona ya tiene un problema emocional, el estrés puede empeorarlo. Además, los sentimientos de desesperación que acompañan al estrés pueden aumentar el riesgo de que una persona caiga en depresión crónica”.

Entorno social  

Igualmente afecta nuestro entorno social, debido a las condiciones psicosomáticas que se experimentan.

“Cuando una persona está estresada, es muy probable que se aísle”, resalta el Dr. Mercado. “Esto obviamente afecta su entorno social”.

Asimismo, una persona constantemente irritada también puede ocasionar que las salidas y reuniones con amistades sean poco agradables. Y no solo eso, lo más probable es que los mismos familiares y amigos eviten invitarla a sus eventos sociales, ya que a nadie le gusta lidiar con las actitudes explosivas o depresivas de otras personas.

“En el caso de tener hijos, el estrés puede afectar el trato entre padres e hijos, llegando a afectar esa relación”, concluye el  galeno.

¿Cómo lidiar con el estrés?

Para reducir los niveles de estrés, el Dr. Rodrigo Mercado recomienda:

  • Hacer ejercicio moderado y frecuente para mejorar el estado de ánimo
  • Aprender técnicas de meditación que ayudan a bajar los niveles del estrés
  • Dormir bien todas las noches
  • Buscar el apoyo emocional de familiares y amigos
  • Llevar una dieta saludable
  • No fumar ni tomar bebidas alcohólicas
  • Buscar ayuda médica si los síntomas del estrés son persistentes o empeoran