Sí, existen becas para estudiantes indocumentados y no las estás aprovechando

Desde el 2014, un aproximado 30% de los beneficiarios de las becas Cal Grant no aprovechan la ayuda financiera.
Sí, existen becas para estudiantes indocumentados y no las estás aprovechando
Foto: Shutterstock

Tal vez por miedo a las autoridades de inmigración o porque no saben cómo hacerle para cumplir con todos los requisitos, muchos estudiantes indocumentados que han ganado las becas universitarias Cal Grants no las reclaman.

“Tenemos que mejorar las estadísticas y echar abajo esos obstáculos que hacen que los muchachos no recojan esa ayuda que les da el estado”, dijo Lupita Cortez Alcalá, directora de la Comisión de Ayuda Estudiantil de California (California Student Aid Commission).

En el 2011 se hizo ley el Acta de los Sueños o Dream Act que autoriza a dar ayuda financiera del estado (Cal Grants) a estudiantes indocumentados así como préstamos con fondos privados para la universidad.

En promedio, por año, la ayuda para el Colegio Comunitario es de 1656 dólares, y en la Universidad de California arriba de 12,000 dólares.

Becas Cal Grant

Cortez Alcalá estima que esta situación puede deberse a que quizá no saben que la recibieron, a que no se graduaron, a que su promedio escolar es bajo o que como les piden los impuestos de sus padres que son indocumentados, tienen miedo de que los vayan a reportar a Migración.

Lo que sí han notado, subrayó, es que en las universidades donde hay centros para los Dreamers, son más los estudiantes que reciben las Cal Grants.

“Somos conscientes de que los números son bajos. Esto se esperaba. Los programa nuevos tardan unos años para que las personas se animen a solicitarlos, especialmente porque se involucra el estatus migratorio”, dijo el concejal Gil Cedillo, autor del decreto que fue hecha ley por el gobernador Jerry Brown.

Hizo ver que el programa DACA enfrentó alguno de los mismos desafíos.

“Los jóvenes inmigrantes son cuidadosos, y a veces reacios a participar en cualquier programa de gobierno que pueda exponerlos a ser identificados como indocumentados.”, añadió.

IM_20130205_VIDAYESTILO_130209723
Por alguna razón, muchos estudiantes que salen beneficiados, no acuden a recoger el dinero de sus becas.

Y enfatizó que el trabajo de los gobiernos locales y organizaciones sin fines de lucro, es educar a las familias inmigrantes sobre las garantías de seguridad que contiene el Acta de los Sueños.

“En ningún caso será compartida la información personal con los servicios de migración. El proceso de la educación sigue. Mi oficina siempre está dispuesta a ayudar”, remarcó.

Justino Mora, un estudiante que el año pasado se graduó de la Universidad de California en Los Ángeles, y quien participó fuertemente en la campaña para hacer ley, el Acta de los Sueños, hizo notar que muchas universidades son muy conservadoras y no son amigables con los estudiantes indocumentados.

“Muchos muchachos se sienten atacados o no tienen la confianza de solicitar ayuda”, indicó.

Comentó que el año pasado, tuvo que ayudar a su hermano José porque tenía problemas para obtener la ayuda financiera en UC Irvine.

“Mi recomendación es que no tengan miedo de reclamar sus Cal Grants. Se la merecen y deben aprovecharlas”, expuso.

Cortez Alcalá pidió a los estudiantes que tengan cualquier duda, llamar al 1-888-224-7268 o bien  visitar el portal web.

“Estamos en negociaciones con los colegios comunitarios para mejorar este problema, porque para cualquiera es duro solicitar ayuda financiera, y aun es más para los indocumentados. Es una comunidad muy vulnerable”, mencionó.