Clinton, primer mujer en lograr la nominación presidencial demócrata de manera extraoficial

Campaña de Sanders reacciona furibunda, afirmando que los “súper delegados” votarán recién en la convención nacional demócrata el mes próximo.
Clinton, primer mujer en lograr la nominación presidencial demócrata de manera extraoficial
Clinton insistió en que faltan las primarias de mañana, y destacó la urgencia de salir a votar.
Foto: DAVID MCNEW/AFP / Getty Images

La líder demócrata, Hillary Clinton, ha logrado los 2,383 delegados necesarios para alzarse con la nominación presidencial de su partido, según un análisis de este lunes de la agencia de noticias AP.

Según el conteo de AP, Clinton ha logrado el apoyo de 1,812 delegados a lo largo del proceso de primarias y también tiene el respaldo de 571 “súper delegados”.  Sólo 95 del total de 714 “súper delegados”  sondeados por la agencia no han dicho públicamente a quién apoyarán en la convención demócrata.

Sin embargo, su campaña alentó a los votantes a acudir a las urnas mañana en California y otros cinco estados.

El hito en esta reñida contienda electoral significa que Clinton es, de forma extraoficial, la primer mujer en lograr la nominación presidencial de uno de los dos principales partidos en la historia del país.

Ya antes de las primarias de mañana en California, Nuevo México, Montana, Nueva Jersey y las Dakotas del Norte y del Sur, Clinton necesitaba apenas unos 62 delegados para consolidar su nominación presidencial.

Su triunfo ayer domingo en Puerto Rico la acercó aún más a la cifra mágica de 2,383 delegados, aún cuando su rival en la contienda demócrata, el senador Bernie Sanders ha sugerido que no abandonará la lucha tan fácilmente.

Sin caer en el triunfalismo, sin embargo, Clinton dijo durante un mítin político en Long Beach (California), que aunque está próxima a un “momento histórico, sin precedente”, aun queda una labor por delante, y prometió luchar “por cada uno de los votos” pendiente, especialmente en California.

También agradeció el “halago” de las proyecciones de AP y otros medios de prensa, pero insistió en que faltan las primarias de mañana, y destacó la urgencia de salir a votar.

Su esposo, el expresidente Bill Clinton, también alentó a los votantes a acudir a las urnas.

El gerente de la campaña de Clinton, Robby Mook, dijo en una breve declaración enviada a los medios de comunicación que, aunque la noticia de esta noche es un “hito importantes”; faltan los resultados de las primarias de mañana.

Hay seis estados que votan el martes, con millones de personas yendo a las urnas, y Hillary Clinton está trabajando para ganarse cada voto.  Esperamos a la noche del martes, cuando Hillary Clinton no sólo afianzará el voto popular, sino también la mayoría de los delegados comprometidos”, dijo Mook.

Horas antes, fuentes allegadas a la Casa Blanca confirmaron a este diario informes de que el presidente Barack Obama prevé anunciar su respaldo a la candidatura de Clinton tan pronto como esta semana, después de la última ronda de primarias, si bien el Distrito de Columbia, sede de la capital estadounidense, tendrá las suyas el próximo 14 de junio.

Clinton, que perdió la contienda electoral frente a Obama en 2008, tiene previsto celebrar los resultados de las primarias de mañana en Brooklyn, exactamente ocho años después de abandonar su primera contienda presidencial.

AP apoyó sus proyecciones en un sondeo de los “súper delegados” que han comprometido su apoyo a Clinton para cuando el Partido Demócrata realice su convención nacional la semana del próximo 25 de junio en Filadelfia (Pensilvania).

Pero la campaña de Sanders no celebraba la noticia, preocupada de que eso pueda desalentar la participación en las urnas.

El gerente de su campaña, Michael Briggs, calificó como “desafortunado” que la prensa se haya apresurado a favorecer a Clinton en el conteo de delegados.

Clinton “no tiene ni tendrá el número de delegados comprometidos requeridos para asegurar la nominación” y los “súper delegados” recién votarán el próximo 25 de julio y “pueden cambiar de parecer” entre ahora y esa fecha, dijo Briggs.

“Nuestra labor en adelante y hasta la convención es convencer a los súper delegados de que Bernie es, de lejos, el candidato más fuerte contra (el virtual candidato presidencial republicano) Donald Trump”, enfatizó Briggs.

El propio Sanders, que resiste las presiones de Clinton de que abandone la contienda y le ayude a unir al partido, instó a los votantes a denunciar cualquier problema o posible irregularidad en las urnas.

En cada ciclo electoral, sin embargo, no es inusual que surjan proyecciones sobre el eventual candidato presidencial de un partido. Muchos “súper delegados” anuncian de antemano su respaldo, independientemente del voto popular, y rara vez cambian de parecer.

En este caso, aunque Sanders obtuvo importantes e inesperadas victorias, matemáticamente es imposible que pueda superar la diferencia de más de tres millones  de votos y la ventaja de delegados que le lleva Clinton.

En las redes sociales, los partidarios de Clinton celebraron la noticia, mientras que los de Sanders reprochaban que, a su juicio, la campaña está enviando el mensaje de que “no importa” la voluntad de los millones que aún no han votado.

//platform.twitter.com/widgets.js