No críes hijos narcisistas

Consejos para evitar que tus retoños encaren los problemas socioemocionales que se presentan en las personas con esta conducta

No críes hijos narcisistas
Los niños narcisistas son egoístas, vanidosos, ególatras y egocéntricos.
Foto: Shutterstock

¿Las personas narcisistas nacen o se hacen?

“Se hacen”, dice  el Dr. Jairo Gómez, especializado en psiquiatría y vinculado al White Memorial Medical Center de Los Ángeles.

“Los mismos padres son quienes los cultivan con la sobrevaloración”, explica el galeno. “Las personas narcisistas son los niños de los padres que los educan para desempeñar un papel de ‘persona escogida’ ante los demás.  Es decir que desde muy niños los motivan a ser individuos con ínfulas de superioridad y a sentirse excesivamente complacientes con su apariencia física y habilidades”, explica el galeno.

Pero lo más interesante de todo —resalta el especialista— es que los niños narcisistas son el resultado de “la misma inseguridad de los padres que siempre soñaron con ser poderosos o exitosos, pero no lo lograron”.

Dolorosamente, con esta formación, se crían hijos egoístas, vanidosos, ególatras y egocéntricos, que se adulan a sí mismos y se sienten poseedores de la más absoluta verdad y todos los derechos. Con estas características se transforman en niños (que eventualmente serán adultos) insensibles al sufrimiento y necesidades de los demás, al estar convencidos de que son ellos el centro del universo.

Estos menores son muy sensibles a las críticas y extremadamente manipuladores, y les encanta hacerse las víctimas en las situaciones normales de dolor o sufrimiento; o los héroes ante sencillas acciones, por simple propósito de sacar la mayor ventaja.

“Los menores (narcisistas) se las ingenian para manipular a otros, a toda costa, para que hagan lo que ellos quieren. Y, cuando alcanzan la edad adulta, no les importa manipular a los demás con acciones inmaduras e irracionales para obtener lo deseado”,  denota el experto en comportamiento humano y salud mental.

Problemas futuros

El peligro de criar hijos narcisistas está en crear individuos que son propensos a usar su poder para realizar actos delictivos con tal de obtener lo que desean, creen se merecen o que les corresponde por derecho.

“Otro de los problemas que estos individuos encaran es que, tarde o temprano, además de que la ley puede llegar a castigarlos con el encarcelamiento tras sus acciones delictivas, sus familiares y amigos los van aislando y ellos se quedan completamente solos”, ahonda el especialista.

Esto fue lo que le pasó a Narciso, el personaje de la mitología griega, de quien surge precisamente el adjetivo de narcisista.

“Lamentablemente, muchos padres creen que la sobrevaloración es el camino correcto para que sus hijos sean unos triunfadores, pero el precio de esto es más bien la creación de un monstruo, tal como ocurre en la conocida metáfora de Frankenstein”, apunta el experto.

La buena noticia

Por tratarse de un trastorno emocional que resulta de la formación conducida por los padres,  la psicóloga Rebecca Peterson (con práctica en Los Ángeles) dice que se puede prevenir poniendo en práctica las buenas tácticas de la crianza.  Algunas de éstas son:

  • No llenarlos de juguetes, videos y otros artículos, menos aún cuando se hace para mantenerlos complacidos, quietos y calmados o compensar el tiempo de ausentismo en sus días  por exceso de trabajo. “Esto no es saludable para los niños porque empiezan a enfocarse solo en las cosas materiales, deseando cada vez más lo último que sale en juguetes y hacen todo un berrinche  cuando no se les proporcionan, ya que están convencidos de que es su derecho y se lo merecen”.
  • Ponerles límites y ser siempre consistentes con ellos.
  • Sacar tiempo de calidad para jugar con ellos y compartir momentos especiales. “El tiempo que los padres establecen para ir con sus hijos al parque, a la playa, de picnic o al partido de fútbol es mucho más importante en la crianza de un menor que el exceso de juguetes”, señala la terapeuta de niños, adultos y parejas.
  • Decirles “NO” de forma constructiva y no destructiva.  A los menores no hay que estarlos complaciendo en sus caprichos o aludando cuando las cosas las hacen mal.  Ellos tiene que aprender a recibir críticas.
  • Aprender a manejar al niño cuando está fuera de control para evitar el castigo físico o el maltrato.
  • Enseñarles desde muy pequeños cómo controlar sus emociones y manejar la frustración. “Los niños desde muy chicos tienen capacidad para ir controlando sus sentimientos y emociones cuando los padres les hablan con calma y demostrándoles que ellos están también controlados”, dice Peterson.
  • Enseñarles las normas de los buenos modales para que aprendan a respetar a los demás.
  • Ponerles reglas que tienen que seguir y respetar porque de lo contrario pierden sus privilegios para ver televisión o jugar con sus juegos de video.

¿Qué es un narcisista?

Por lo general, las personas narcisistas desarrollan este trastorno emocional que presenta estas características:

  • Se identifican por sus fantasías de poder y éxito
  • Necesitan en todo momento sentirse admirado de manera exagerada
  • Carecen absolutamente de empatía
  • Son personas muy envidiosas
  •  Muestran ante los demás ciertos aires de superioridad
  • Consideran que están por encima de todos y tienen más derechos que nadie