Concejales ‘frustrados’ y ‘ansiosos’ pero sin resolver la legalización de vendedores ambulantes

La esperanza de 50,000 vendedores puede morir por falta de acción política sobre una propuesta elaborada hace años

Frustración, esperanza de solución y poca voluntad política convergen en la estancada legislación propuesta hace dos años para legalizar las ventas ambulantes en Los Ángeles.

“La voluntad política no está ahí”, sostiene el concejal Curren Price Jr., quien prometió que el tema será reevaluado en el Ayuntamiento a finales de este verano.

Desde 2013, los concejales José Huizar y Price Jr. sometieron una moción para permitir un sistema que legalizara las ventas callejeras. No hubo votación y el tema no ha superado los comités de Desarrollo Económico y de Obras Públicas.

Representantes del Comité de Desarrollo Económico requirieron que la oficina del Analista Legislativo presentara informes respecto a ventas de mercancías falsificadas, la aplicación de reglas y posibles puntos de venta permitidos.

Tres años después nadie ha dado una respuesta definitiva ni a favor o en contra de los vendedores, cuya actividad es ilegal y es penalizada en Los Ángeles.

En la “manta de las oportunidades", los vendedores ambulantes han escrito mensajes de su lucha, la cual por varios años por los políticos de la ciudad. /Jorge Luis Macías
En la “manta de las oportunidades”, los vendedores ambulantes han escrito mensajes de su lucha, la cual por varios años por los políticos de la ciudad. /Jorge Luis Macías

“Comparto la frustración de nuestros vendedores de que esta legislación haya tomado tanto tiempo para ser escuchada, entendida plenamente y [no haya sido] aprobada”, dijo el concejal José Huizar (Distrito 14). “Tengo la esperanza de que nuestros comités en la ciudad que supervisan su aplicación actuarán pronto”.

Huizar dijo a La Opinión que mantiene su respaldo a un sistema para que la venta ambulante sea legal “y los vendedores puedan salir de las sombras”.

Millonario derrame económico

De acuerdo con la Oficina de Servicios de Calles, cada año, aproximadamente 50,000 vendedores ambulantes se instalan en las aceras de la ciudad para realizar sus ventas y generan $504 millones de dólares.

Tres cuartas partes de ellos ofrecen mercancías que van desde prendas de vestir, a accesorios de telefonía celular y unos 10,000 venden perros calientes, elotes, tamales, tostadas, pupusas y muchos artículos más.

“Por más de dos años yo he sido su interlocutor en la batalla para legalizar las ventas”, dijo el concejal Price Jr., durante una reciente sesión comunitaria en la secundaria Maya Angelou Community High School, del sur-centro de Los Ángeles.  “Me siento contento porque puedo decirles que veo luz al final del túnel”.

El concejal Price Jr., (der.) durante una reciente sesión comunitaria sobre vendedores ambulantes el sur-centro de Los Ángeles. /Jorge Macias
El concejal Price Jr., (der.) durante una reciente sesión comunitaria sobre vendedores ambulantes el sur-centro de Los Ángeles. /Jorge Macias

Trabajo honrado pero en las sombras

“Mi trabajo es honrado y lo que gano con el sudor de mi frente es lo que me ayuda a sacar de la pobreza a mi familia”, dijo Faustino Martínez, padre de siete hijos que dejó atrás en San Jacinto Chilateca, un pequeño poblado en el municipio de Ocotlán de Morelos, Oaxaca.

“Tengo 61 años, estudié solo el primer grado de primaria y nadie me quiere dar trabajo porque ya estoy viejo”.

Janet Favela, organizadora de la campaña a favor de la legalización de las ventas ambulantes expresó que “sacar de las sombras a miles de vendedores es lo justo”.

“Nuestra gente solamente está buscando justicia y un alto a la criminalización por parte de la policía; ellos solamente quieren salir a trabajar con dignidad y respeto”, añadió.

María Duarte, de 83 años de edad, a pesar de estar viuda, se gana la vida vendiendo frituras en el sur-centro de Los Ángeles. /Jorge Macias
María Duarte, de 83 años de edad, a pesar de estar viuda, se gana la vida vendiendo frituras en el sur-centro de Los Ángeles. /Jorge Macias

Es lo que hace María Duarte. A paso lento, pero seguro, la anciana de 83 años de edad recorre cada día las calles del sur-centro de Los Ángeles.

Le pesa empujar un carrito de supermercado. En él lleva bolsas con frituras, chiles de árbol y nopales tiernos para vender en el Parque Gilbert Lindsay.

“Si no salgo, me muero de hambre”, dice la mujer oriunda de Michoacán. “Ojalá que la policía no venga y me quieran quitar mi mercancía”.

Después de cuatro horas, evidentemente cansada, dice con tristeza: “Ya voy de regreso a mi casa; hoy no me fue bien…apenas hice $10.00 dólares…lo bueno fue que la policía no anduvo por aquí”.

“Legalicemos la venta ambulante”, es el clamor de casi 50,000 vendedores de las calles de Los Ángeles. /Jorge Macias
“Legalicemos la venta ambulante”, es el clamor de casi 50,000 vendedores de las calles de Los Ángeles. /Jorge Macias

Trabas y preguntas sin respuesta de políticos

Independientemente de los efectos económicos de las ventas ambulantes, los partidarios de la Campaña de Legalización de las Ventas Ambulantes deben responder a los concejales que forman parte del Comité de Obras Públicas (Joe Buscaino, Curren Price, Mitch O’Farrell, Nury Martínez y David Ryu) sobre aspectos de higiene para no comprometer la salud pública ni la seguridad de peatones, las horas y lugares de operación.

“Crear un sistema que funcione es lo primero; después, los permisos y regulaciones”, dijo Branimir Kvaruc, portavoz del concejal Buscaino, quien también respalda acabar con la penalización de las ventas ambulantes. “Hay demasiadas preguntas que deben ser resueltas antes de hacerlas [ventas ambulantes] legales”.

Cuestionado del porque el proceso ha tomado demasiado tiempo y no se ha resuelto, respondió que para crear un proceso y reglas se tienen que figurar demasiados detalles alrededor de este fenómeno cultural, el cual ya funciona en ciudades como Oakland, San Francisco, Nueva York y Chicago.

“La diferencia con otras ciudades es que Los Ángeles abarca 502 millas cuadradas y tenemos muchas comunidades diversas… [sic] ¿Cuál es el modelo a copiar? No existe”.

La concejala Nury Martínez (Distrito 6) dijo estar “muy interesada” de que las reglas “sean justas y equitativas en lo que respecta a la venta ambulante”.

“Espero con interés que los reportes regresen a nuestro comité para revisar las recomendaciones”, dijo. “Prestaré mucha atención a toda la información para asegurarme de tomar una decisión que sea en el mejor interés de todos los involucrados”.