¿Qué implica para Puerto Rico la aprobación de la junta de control fiscal?

Expertos opinan sobre el proyecto PROMESA, que fue aprobado este jueves en la Cámara de Representantes federal
¿Qué implica para Puerto Rico la aprobación de la junta de control fiscal?
Tras la aprobación del proyecto PROMESA se espera un éxodo masivo.
Foto: (Archivo/GFR)

PUERTO RICO – Un aumento en el éxodo masivo y la agudización de la  crisis  social y fiscal es el rumbo que le espera a Puerto Rico luego de la aprobación ayer en la Cámara de Representantes federal del proyecto 5278 que impone una junta federal de control fiscal sobre la Isla, señaló ayer un grupo de expertos consultados por este diario.

Esa aprobación  no deja dudas  en torno a que la soberanía de Puerto Rico está claramente en el Congreso de los Estados Unidos, opinaron.

Además, auguraron que el Senado federal se apresta a seguir el mismo camino que la Cámara y, por ende, ahora habrá que enfocarse en otros asuntos como, por ejemplo, quiénes compondrán la junta.

“La pregunta más importante –me parece  mí– es qué viene ahora”, planteó el catedrático de administración pública Mario Negrón Portillo.

Opinó que la junta de control fiscal, a todas luces, verá cuál es el presupuesto del País y los acreedores. “Pagará y negociará con aquellos que estén dispuestos a negociar. Cuando haya que pagar y no haya dinero suficiente,  va a haber un montón de gente que se va a ver en una situación difícil porque aquí hay una gran parte de la población que depende de los servicios del Gobierno y (qué pasará) cuando no haya para las escuelas, para las víctimas de violación…”, sostuvo.

“El que se las vea apretá, se monta en un avión y se va  a Orlando. Esa es la gran diferencia entre Puerto Rico y Argentina. Aquí va a haber una crisis de proporciones mayúsculas. El problema es cómo vamos a bregar nosotros con las repercusiones sociales y económicas que se van a dar en este País”, sentenció Negrón Portillo.

El abogado constitucionalista Carlos Ramos, por su parte, dijo que es medular enfocarse en quiénes van a ser los miembros de esa junta. De acuerdo con el proyecto 5278, aprobado ayer en votación bipartidista (297-127), estará compuesta por siete personas: cuatro recomendadas por republicanos y tres por demócratas.

Además, el gobernador de turno también formará parte de la junta.

Pero “absolutamente” el gobernador, sea quien sea, no podrá subsanar la situación, destacó el sociólogo Emilio Pantojas. “Puede hablar, puede rogar y pedir, pero no tiene ni credibilidad ni fuerza para hacer nada”, dijo.

Agregó que los grandes derrotados tras la aprobación de la medida son los políticos del País que acudieron al Congreso a oponerse al proyecto.

Tanto Ramos como Pantojas dijeron que no es casualidad que la aprobación del 5278 se haya dado a solo horas de que el Tribunal Supremo federal haya determinado que el Estado Libre Asociado (ELA) no tiene soberanía en el ámbito judicial. “El ELA ha muerto. Se reveló como lo que era: una colonia disfrazada”, dijo Pantojas.

“Ya con esto se rompió el espejismo o la ilusión de gobierno propio. El Congreso llegó a la conclusión de que tenía que ejercer poderes sobre su territorio”, destacó, por su parte, Ramos.

(Por Gloria Ruiz Kuilan)