“Dreamers” a la espera de que el Tribunal Supremo no apague sus sueños

El miércoles próximo se cumple el cuarto aniversario del anuncio del programa de “acción diferida” (DACA) para más de 728,000 “Dreamers”
“Dreamers” a la espera de que el Tribunal Supremo no apague sus sueños
Los programas DACA y DAPA beneficiarían a millones de inmigrantes indocumentados.
Foto: Getty Images

Armados de fuertes argumentos morales y económicos, centenares de miles de “Dreamers” y grupos cívicos que los apoyan mantienen la presión para que el Tribunal Supremo respalde este mes los alivios migratorios y mantenga con vida sus sueños.

El próximo miércoles, día 15, se cumple el cuarto aniversario del anuncio de la Administración Obama del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, puesto en marcha en agosto de ese año y que ha protegido de la deportación a poco más de 728,000 jóvenes indocumentados, de un universo de 1,16 millones elegibles.

El aniversario coincide con la cuenta regresiva del fallo que previsiblemente emitirá el Tribunal Supremo sobre la demanda de Texas y otros 25 estados sobre los alivios migratorios anunciados por el presidente Barack Obama en noviembre de 2014.

En Carolina del Norte también ha sido constante la lucha de los Dreamers. Foto EFE
En Carolina del Norte también ha sido constante la lucha de los Dreamers. Foto EFE

“La victoria de DACA demostró el poder de nuestra comunidad inmigrante. Más de 730,000 vidas han cambiado por un solo acto de valentía y buena política. El anuncio del presidente (Barack) Obama) desató el potencial de muchos jóvenes en todo el país, y el resultado ahora es que hay más ´millenials´que son dueños de casa, trabajadores, y estudiantes universitarios”, dijo a este diario la activista ecuatoriana Gaby Pacheco, directora del programa de becas para “Dreamers” de TheDream.Us

Mientras, la  organización angelina conocida como “CHIRLA” indicó hoy que más de 804,000 jóvenes indocumentados  han solicitado amparo bajo “DACA” desde el 15 de junio de 2012, y destacó testimonios de algunos beneficiarios.

“DACA me ha abierto puertas que estaban cerradas y bajo candado. Sin esto, no podría haber seguido en la escuela, viajado al exterior o graduarme; le ha dado esperanza a muchas familias inmigrantes, incluyendo la mía, aunque no es una solución permanente o inclusiva”, dijo Ana Maciel, de 21 años y graduada de la Universidad de California en Davis.

Los "Dreamers" han hecho uso de diversas estrategias para lograr salir adelante en los Estados Unidos.
Los “Dreamers” han hecho uso de diversas estrategias para lograr salir adelante en los Estados Unidos.

Ante la negativa del Congreso de aprobar una reforma migratoria, la Administración Obama anunció el 15 de junio de 2012 una medida ejecutiva que autorizó el “DACA”, marcando un hito en el movimiento pro-inmigrante en el país.

Aunque la mayor parte de los beneficiarios vive en estados como California, Texas, Illinois, Nueva York y Florida, el programa ha tenido un impacto en todos los 50 estados y en el Distrito de Columbia, sede de la capital estadounidense.

A falta de una reforma migratoria, millones de indocumentados excluidos de “DACA” permanecen “invisibles” y con el riesgo de la deportación, como el activista surcoreano, Jong-Min, quien describió hoy su situación como “una cárcel invisible, con rejas invisibles y cadenas invisibles”.

Mucho que celebrar

El  “DACA” original dio cobijo a quienes entraron ilegalmente antes de los 16 años de edad, llevaban al menos cinco años en EEUU, y tenían menos de 31 cuando el programa fue anunciado, entre otros requisitos.

“DACA” les ha dado el beneficio tangible más importante de todos: la certeza de que las autoridades de Inmigración no podrán deportarlos y separarlos de sus familias.

Gracias al programa, los “Dreamers” también han podido conseguir licencias de conducir –en aquellos estados que así lo permiten- y han podido adquirir vehículo y seguro.

Hay un esfuerzo en marcha para castigar a estos beneficiarios de DACA
Hay un esfuerzo en marcha para castigar a estos beneficiarios de DACA.

También han conseguido permisos de trabajo por dos años renovables, y han podido inscribirse en universidades.

El Centro para el Progreso Estadounidense (CAP) divulgó en junio de 2015 un desglosado, estado por estado, de los beneficios de DACA y los demás alivios migratorios para la economía nacional, por un total acumulativo de $230,000 millones adicionales en una década.

En incontables testimonios en el Congreso, en protestas callejeras y en diversos foros y campañas publicitarias y de presión política, tanto los “Dreamers” como diversos grupos cívicos han destacado los múltiples beneficios del programa y la necesidad de mantenerlos vigentes.

El asunto cobra urgencia en vísperas de que el Tribunal Supremo emita un fallo antes del fin de mes en el caso “United States v. Texas” sobre la legalidad de la ampliación del “DACA”, conocido como “DACA+”, y un programa similar para adultos con hijos ciudadanos o residentes legales, conocido por su sigla en inglés “DAPA”.

Según el “American Immigration Council”, 3,7 millones de personas califican para “DAPA” y otras 290,000 adicionales para “DACA+”.

Independientemente de lo que dictamine el Tribunal Supremo sobre los alivios migratorios, los “Dreamers” pueden renovar sus permisos de dos años bajo el programa original de “DACA”.