Catherine Cortez Masto busca “un lugar en la mesa de diálogo” y ser la primera senadora latina de Nevada

Cortez Masto ganó las primarias de anoche en Nevada y disputará el escaño ante el Senado con el congresista republicano, Joe Heck
Catherine Cortez Masto busca “un lugar en la mesa de diálogo” y ser la primera senadora latina de Nevada
La exfiscal general de Nevada, Catherine Cortez Masto, quiere ser la primera latina en el Senado de EEUU, en reemplazo del líder de la minoría demócrata, Harry Reid.

WASHINGTON.- Como defensora de la diversidad y del trabajo bipartidista,  la exfiscal general de Nevada, Catherine Cortez Masto, quiere ser la primera latina en el Senado en 2017, y para ello advierte a los votantes latinos sobre las consecuencias de apoyar a candidatos vinculados con el “Trumpismo”.

“Para mí es importante llevar una voz diversa a la mesa de diálogo para lograr resultados, como la aprobación de una reforma migratoria integral, porque el Congreso ha fallado en esa área. También apoyo impulsar una economía que funcione para todos”, explicó Cortez Masto en entrevista telefónica con este diario al ganar las primarias de anoche.

Cortez Masto, de 52 años, ganó con holgura contra un trío de rivales demócratas poco conocidos, mientras que del lado, republicano, el congresista republicano, Joe Heck, venció a su rival, la activista Sharron Angle.

Ahora, Cortez Masto y Heck se disputarán en noviembre próximo el escaño que dejará vacante el líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid, quien se jubilará de la política.

Cortez Masto no es la única que aspira a un escaño en el Senado: la congresista demócrata de California, Loretta Sánchez, disputará un escaño con la fiscal general de ese estado, la republicana Kamala Harris, en reemplazo de la senadora Barbara Boxer.

Un rival poderoso

Cortez Masto recorre los barrios y distritos de Nevada destacando las diferencias ideológicas que la separan de Heck, un líder conservador al que la funcionaria ha vinculado con la agenda extremista del virtual candidato presidencial republicano, Donald Trump.

En ese sentido, confió en que los votantes rechazarán las propuestas de gobierno de Trump y Heck, a favor de una agenda decididamente progresista para la creación de empleos y la ampliación de oportunidades educativas.

“Todo lo que he hecho en esta contienda es luchar por la educación de nuestros niños”,  afirmó Cortez Masto, al señalar que, contrario a Heck, ella apoyó la propuesta del gobernador republicano, Brian Sandoval, de incrementar los fondos para la educación.

Por su parte, Heck, un reservista del Ejército , mantiene la certeza de que en sus manos está que los republicanos mantengan el control del Senado.

Según Heck, la gente está cansada de ocho años del presidente Barack Obama y 30 del liderazgo de Reid, y cree que ganará en noviembre como ha ganado la reelección en la Cámara de Representantes.

Pese a que Reid es una figura polémica en Nevada, el estado ha votado por los demócratas en las últimas dos contiendas presidenciales, y los votantes demócratas superan a los republicanos por una diferencia de 65,000 personas. Además, los demócratas apuestan a que ganarán con el apoyo del voto latino en contra de Trump.

La exfiscal general de Nevada (2007-2015) consideró que los ataques de Heck en su contra sólo son para desviar la atención de los votantes de su historial de votos en contra de los estudiantes en Nevada.

Para Cortez Masto, Heck “es parte del problema” de la disfunción en Washington y lo vinculó con el movimiento ultraconservador “Tea Party”: votó en contra de la reforma migratoria que aprobó el Senado en 2013; se opuso al “Dream Act” para ayudar a jóvenes indocumentados y, más recientemente, apoyó la demanda de 26 estados contra los alivios migratorios.

La exfiscal general también reprobó que Heck quiera anular el derecho a la ciudadanía automática por nacimiento, desmantelar el Departamento de Educación,  privatizar el sistema de Seguro Social y, fiel a los principios conservadores, también se opone a un aumento del salario mínimo.

¿Cómo piensa ganar?

La plataforma de Cortez Masto incluye un aumento del salario mínimo, equidad salarial entre hombres y mujeres, promoción del ascenso a la clase media para los trabajadores y las minorías, y el fortalecimiento del sistema escolar público.

De hecho, el acceso a la educación universitaria es pieza clave de su campaña.

Nacida en Las Vegas (Nevada), Cortez Masto no esconde el orgullo que siente por sus padres y su abuelo, un inmigrante mexicano proveniente de Chihuahua, quienes le inculcaron el valor de la educación.

Cortez Masto y su hermana fueron las primeras en su familia en graduarse de la universidad pero, desde entonces, el costo de una matrícula universitaria se ha disparado a precios astronómicos,  convirtiéndose en un sueño inalcanzable para muchos.

Por ello, le molesta escuchar historias de jóvenes latinos que, para costear un diploma universitario, “les toca mantener uno o dos trabajos”, o terminan con una enorme deuda.

“Estos jóvenes necesitan más acceso a becas ´Pell´ o a préstamos, pero el gobierno tiene que poner límites a los intereses que cobran los bancos en préstamos estudiantiles, y permitir que puedan refinanciarlos”, explicó.

Cortez Masto también promueve el empoderamiento de las mujeres, que son el 50% de la población pero siguen afrontando trabas para su ascenso social, una mayor representación política,  y la defensa de sus derechos reproductivos.

“Como fiscal general de Nevada durante ocho años, he sido una de las pocas mujeres en ese cargo, así es que creo que absolutamente tiene que haber más diversidad racial y de género en el gobierno. Brindamos una voz distinta a la mesa”, dijo.

Parte de la solución, explicó, comienza por elegir a más mujeres al Congreso, y es algo que se propone promover si logra desembarcar en el Senado.