Con las mechas bajo el sol

Cuidados que debes tener para que tus highlights duren más en los días de verano
Con las mechas bajo el sol
Lavar el cabello que tiene mechas o rayitos con los productos de belleza indicados para su tonalidad es básico para que el color se mantenga por más tiempo.
Foto: Shutterstock

La llegada del verano invita a un cambio de look, y para ello no hay nada mejor que las mechas, mechones, rayitos, iluminaciones o “highlights”, que suavizan las facciones del rostro y regalan un aspecto más moderno.

Y si bien es cierto que con las mechas tu cabellera se verá más voluminosa y con más vida, vas a tener que cuidarlas con esmero para que su efecto sea más duradero y tu cabello no se lastime demasiado.

“Para que las mechas duren hay que cuidarlas con los productos capilares formulados para el cabello teñido”, dice la estilista Lupita Gómez, basada en Los Ángeles y especializada en corte y tintura. “En los mismos salones de belleza y en las tiendas se consiguen champús, acondicionares y mascarillas de diferentes líneas que vienen para cuidar las mechas y el cabello teñido en tonos rojos, cobrizos, rubios y platinados”.

Además de la anterior recomendación, Gómez ofrece estos tips que ayudan a que los mechones o rayitos mantengan su tonalidad el mayor tiempo posible.

1- ¡Cuidado con el agua!

Usa agua tibia o fría en vez de caliente, ya que ésta última abre la cutícula del cabello y hace que tus mechas se deslaven con rapidez.

“Si se va a la piscina hay que pensar que el cloro del agua altera la coloración de las mechas, que toman u color algo verdoso”, dice la estilista. “Y para evitar este estrago se debe mojar bien la cabeza con agua común y corriente para que el agua clorada no penetre en el cabello y usar un gorro de natación bien ajustado”.

“Aplicar por toda la cabeza un poquito de ‘leaving conditioner’ también funciona”, resalta Gómez. “Y de no tener a mano este tipo de acondicionador, que viene en spray y se usa para desenredar el cabello, se puede usar un poco del acondicionador regular”.

Remover de inmediato el agua con cloro de la cabeza con un champú de limpieza profunda (“cleaning shampoo”) es otra de las prácticas inteligentes para alargarle la vida al color de las mechas.

Usar un gorro de natación es lo mejor para evitar que el agua clorada altere el color de los rayitos.
Usar un gorro de natación es lo mejor para evitar que el agua clorada altere el color de los rayitos./Shutterstock

2- Protección total contra el sol

Los rayos solares alteran también el tono del tinte. Por lo tanto, es importante aplicarle al cabello uno de los nuevos acondicionadores spray que contienen filtro para los rayos UVA y UVB del sol antes de salir de casa y, especialmente, cuando se planea un día de playa o piscina.

Fuera de ello el cabello se debe proteger con un sombrero, gorro o pañoleta para evitar que los rayos del sol quemé las puntas.

El uso de un acondicionador spray con filtro para los rayos UVA y UVB del sol, así como de un sombrero, previene que las mechas tomen un color amarillo pajoso.
El uso de un acondicionador spray con filtro para los rayos UVA y UVB del sol, así como de un sombrero, previene que las mechas tomen un color amarillo pajoso./Shutterstock

3- Poco secador y plancha

Al igual que los rayos del sol, el calor de los secadores y las planchas (tenazas o pinzas) para alisar el cabello afectan el tinte de las mechas, provocando que se encienda al máximo.  Pero si los usas, asegúrate de aplicarle antes a tu melena un protector térmico. Hoy en día, la mayoría de las líneas de productos para el cabello los tienen.

El calor de secadores y panchas para el pelo alteran la tonalidad de los mechones.
El calor de secadores y panchas para el pelo alteran la tonalidad de los mechones./Shutterstock

4- Un lavado regulado

De no tener un estilo de vida de esfuerzo físico que lo ponga a una a sudar en exceso, Gómez aconseja lavar la cabeza cada tres o cuatro días con los productos recomendados para el color de las mechas que se están llevando.

“El lavado depende del estilo de vida y de si se tiene un cabello demasiado grasoso”, denota. “Los cabellos grasosos se deben lavar cada dos días, para conservar el brillo. Pero, sea cual sea el caso, lo importante es usar en cada lavado los productos que ayudan a que los tintes no se deslaven pronto”.

Para que no se deslave el color de los mechones, el lavado de cabeza debe hacerse cada tres o cuatro días, con los productos recomendados para el color que se lleva y la calidad del pelo.
Para que no se deslave el color de los mechones, el lavado de cabeza debe hacerse cada tres o cuatro días, con los productos recomendados para el color que se lleva y la calidad del pelo./Shutterstock

5- Continúa hidratación

El cabello con mechas requiere de una hidratación más profunda que el tan solo teñido, ya que la coloración de éstas hace que se reseque con mayor facilidad, especialmente en las puntas. Por eso se recomienda aplicar una o dos veces a la semana una mascarilla nutritiva y déjala actuar por unos 25 o 30 minutos. Con esta práctica el pelo se mantiene sedoso, saludable y con un movimiento natural.

6- Un retoque periódico del color

Para que los rayitos deslumbren siempre, Gómez recomienda visitar el salón cada cuatro o cinco semanas o cada seis u ocho para retocarlos, ya que su tonalidad se deslava de diferente manera.

“Dependiendo del estilo de vida y el poco cuidado que se les dé, en algunas tornarán una tonalidad verde y en otras un tono amarillo encendido”, explica la experta en el cuidado del cabello. “Así que dependiendo del tono que tengan las mechas tendremos que darle el tratamiento y el retoque adecuado al tinte; así como un corte o despunte del cabello”.

Conviene retocar los mechones periódicamente, dependiendo de lo deslavados que estén.
Conviene retocar los mechones periódicamente, dependiendo de lo deslavados que estén./Shutterstock

Ahora que conoces estos consejos, trata de seguirlos para que tu pelo con mechas se mantenga saludable, brillante y con un color fabuloso por mucho tiempo.