Inmigrantes siguen perdiendo la vida al tratar de saltar el muro fronterizo

El caso reciente de una mujer mexicana que aparentemente murió al caer de cabeza se suma a otros casos en los que indocumentados han perdido la vida cuando pretendían ese objetivo.
Inmigrantes siguen perdiendo la vida al tratar de saltar el muro fronterizo
La muerte mas reciente de una persona que murió al intentar saltar el muro fronterizo fue el 13 de junio. /Archivo

Inmigrantes indocumentados siguen perdiendo la vida al tratar de saltar el muro fronterizo que divide Estados Unidos y México, mientras otros acaban con serias lesiones físicas por las caídas que sufren en el intento.

El caso más reciente se registró en la población de Nogales, en Arizona, luego de que las autoridades locales descubrieran el pasado 16 de junio el cuerpo sin vida de una mujer mexicana a un lado del muro fronterizo.

“Aparentemente la mujer cayó de cabeza, desnucándose durante la caída. Las principales lesiones que presentaba el cuerpo eran en la parte superior del cuerpo”, informó el sargento Roberto Fierros, vocero del Departamento de Policía de Nogales.

La mujer fue identificada como una ciudadana mexicana de 32 años de edad, originaria del Estado de México y cuyo cadáver “se encontraba en un sitio difícil de ver debido al terreno”, según el oficial.

La noticia de la muerte de la mexicana tras su intento fallido de saltar el muro se suma a otros casos en los que indocumentados han perdido la vida cuando pretendían ese objetivo.

En marzo de 2014, un hombre de 41 años de edad y originario de El Salvador falleció a causa de las heridas que sufrió cuando cayó del muro fronterizo, y dos años antes, en febrero de 2012, se reportó la muerte de una mujer de 44 años, originaria del estado mexicano de Oaxaca y quien falleció por las mismas circunstancias.

Immigration
El caso más reciente se registró en la población de Nogales, en Arizona, luego de que las autoridades locales descubrieran el pasado 16 de junio el cuerpo sin vida de una mujer mexicana a un lado del muro fronterizo. /Archivo

Serias lesiones

La dependencia de la Patrulla Fronteriza, los hospitales locales y el departamento de bomberos de la ciudad de Nogales reportan en la actualidad un número cada vez más frecuente de indocumentados que sufren serias lesiones en las extremidades, espalda y cabeza tras saltar del muro fronterizo.

“Frecuentemente, estas lesiones son el resultado de despiadadas organizaciones criminales que utilizan tácticas engañosas que ponen en peligro la vida de los inmigrantes”, señaló la Patrulla Fronteriza del sector Tucson en un comunicado.

La agencia federal indicó que su prioridad es brindar atención médica a los indocumentados lastimados por este tipo de situaciones y, de hecho, todos los agentes de este sector están certificados para brindar primeros auxilios y otros 255 cuentan con entrenamiento en técnicas de emergencia.

Por su parte, el cónsul de México en Tucson, Ricardo Pineda, reiteró en declaraciones que son muchos los peligros que corren los indocumentados al intentar cruzar la frontera de manera ilegal.

“El muro fronterizo es muy alto. Al tratar de brincar un terreno donde no hay nada que amortigüe un golpe, es letal para cualquier persona”, afirmó el cónsul.

On the Fence

Muro de 30 pies de alto

En el área de Nogales, la altura del muro fronterizo oscila entre 18 y 30 pies de alto, según la zona. Donde se encontró el cuerpo de la mujer mexicana el muro fronterizo mide unos 20 pies de alto.

El muro muestra señales y marcas de los intentos que hacen los inmigrantes por escalarlo. Del lado mexicano se observan incluso ramas de árboles que ayudan a los indocumentados a subirse, aunque enfrenten el riesgo de caer desde una altura considerable cuando descienden al otro lado.

Por ello, el consul mexicano Pineda hizo un llamado a sus compatriotas para que no se aventuren a saltar el muro y ni crean en las historias que les cuentan los traficantes.

“Es criminal que les digan que es fácil saltar el muro fronterizo”, aseguró el cónsul.