Que la espalda no te arruine las vacaciones

Especialista ofrece 10 consejos para prevenir que los dolores de columna sean un problema a la hora de viajar
Que la espalda no te arruine las vacaciones
Cuando se viaja en auto, tren autobús o avión hay que estar consciente de mantener una postura correcta al estar sentado, ya que esta posición por un período prolongado puede dañar la espalda.
Foto: Shutterstock

El dolor de espalda es uno de los problemas médicos más comunes.  Ocho de cada 10 personas lo experimenta en algún momento de sus vidas.

Y si  eres una de ellas,  no tienes porque prohibirte los viajes vacacionales por temor a que el dolor se desate a niveles insoportables. De acuerdo con el Dr. Kenneth K. Hansraj, jefe de cirugía de la columna vertebral del centro New York Spine Surgery & Rehabilitation Medicine, “los individuos que padecen de dolor crónico de espalda pueden reducir en gran medida, y en muchos casos hasta evitarlo, si siguen estos 10 consejos estratégicos al momento de viajar ya sea en auto, tren, autobús o avión.

1-      Buena postura. Cuando se viaja en auto, tren autobús o avión hay que estar consciente de mantener una postura correcta al estar sentado, ya que esta posición por un período prolongado puede afectar la espalda. Así que para evitarlo, el autor del bestseller, Keys to an Amazing Life: Secrets of the Cervical Spine (“Claves para una vida increíble: Secretos de la columna cervical”) recomienda “estar consciente de que tu espalda esté alineada contra el respaldo del asiento y la mitad de tu cabeza reclinada en el reposador de cabezas. Mantén tus hombros rectos y  evita su redondeo hacia adelante”.

Si el viaje es largo o se planea dormir durante éste, el galeno sugiere llevar consigo una almohada que dé un buen soporte al cuello y mantenga la columna vertebral correctamente alineada.

2-      Una planificación inteligente. Para evitar las largas colas para abordar un avión o cruzar los puntos de seguridad (que obligan estar por largo tiempo de pie), el experto aconseja adquirir por anticipado el estatus de viajeros frecuentes, así como imprimir antes de salir de casa el boleto electrónico de abordaje o bajar la aplicación de la aerolínea por la cual se va a viajar a un teléfono celular inteligente para bajarlo directamente a éste.

3-      Libre de carga y peso. Evitar cargar a la espalda mochilas pesadas que ponen presión sobre los hombros y la columna vertebral. Lo más saludable es llevar una maleta ligera con ruedas y manilla extensiva para halar.

Las mochilas pesadas presionan hombros y espalda y pueden provocar dolor.
Las mochilas pesadas presionan hombros y espalda y pueden provocar dolor./Shutterstock

4-      Asiento inclinado hacia atrás. La inclinación del asiento hacia atrás, con una almohada detrás de la espalda, es la correcta postura para evitar cualquier presión en la columna vertebral. De viajar en avión, resulta también importante usar las dos almohadillas plegables para el apoyo del cuello que, por lo regular, tienen los reposadores de cabeza de las sillas de este medio de transporte o llevar una almohada de apoyo para el cuello. Esto impide que el cuello tome posiciones incómodas al quedarse dormido, que más adelante traen problemas.

El uso de las dos almohadillas plegables de los repozadores de cabeza de las sillas de los aviones, así como las almohadas que dan apoyo al cuello, previenen el dolor de espalda.
El uso de las dos almohadillas plegables de los reposadores de cabeza de las sillas de los aviones, así como las almohadas que dan apoyo al cuello, previenen el dolor de espalda./Shutterstock

5-      Piernas estiradas. Mantener las piernas extendidas y mover los pies con regularidad durante el viaje es básico. Las piernas dobladas o flexionadas trancan la circulación de la sangre y puede conducir a la formación de  coágulos. Por ello, en los viajes largos en avión, tren o autobús es importante levantarse de la silla para caminar y estirar piernas y brazos, al menos una vez cada hora.

6-      Estiramiento. Estando sentado se pueden hacer periódicamente ejercicios sencillos de estiramiento de cuello, hombros y espalda, que activan la sangre y oxigenan y llevan nutrientes importantes a los tejidos blandos de la zona de la espalda y la protegen de los efectos de la presión. Esta oxigenación puede reducir los dolores futuros. Así que unos pocos segundos de movimiento y estiramiento es mejor que estarse quieto durante todo el viaje.

7-      Respiración profunda. Colocar las manos sobre el abdomen y sentir el movimiento del vientre mientras inhalas y exhalas es un ejercicio que debe hacerse tantas veces como se pueda (incluso a diario), ya que ayuda a  mejorar la postura y la salud general de la columna vertebral.

8-      Descansos. Bajarse del auto por unos minutos en las áreas de descanso durante los viajes largos sirve para estirar la columna y las piernas. Esta sencilla acción marca una gran diferencia sobre cómo se siente uno a la llegada al destino.

9-      Buen calzado.  Vestir unos zapatos cómodos y con buen soporte del arco es esencial para la salud de la columna.

10-   Tranquilidad ante todo. Los retrasos de vuelos o atoramientos del tránsito hay que tomarlos con calma, ya que los músculos de la espalda y todo el cuerpo se ponen rígidos cuando nos enfurecemos.