¡A pintar se ha dicho!

Conoce las nuevas pinturas de pronto secado y las tendencias que el 2016 trajo en cuanto a colores para paredes y puertas
¡A pintar se ha dicho!
Desde la puerta de la casa hasta los muebles del patio se puede renovar la pintura para dale un nueva imagen nueva a la casa.
Foto: Shutterstock

Aunque en cualquier época del año se le puede dar un aire nuevo a la casa con pintura, las vacaciones de verano resultan el momento idel para hacerlo con la cooperación de los hijos y familiares que tienen más tiempo libre.

“Es un proyecto divertido que debe empezar con esa puerta que en verano mantenemos más abierta para recibir a invitados y parientes que nos vienen a visitar”, dice Sonia Velásquez, experta de DIY Network.

Y es que como dice la exconductora del programa Extreme Makeover: Home Edition – América Latina, junto a empleados de Sherwin-Williams, la puerta es la carta de presentación de cualquier hogar a la que muchos no le ponen atención.

“El 28% de los encuestados en nuestros estudios nos dicen que hace más de seis años no pintan la puerta de su casa; es decir han llegado a un tiempo bastante  razonable para darle un nuevo color y mantenimiento a esta pieza que da una imagen nuevo a la fachada cuando se cuida”, asienta Velásquez

Para ello, la experta en decoración recomienda usar para puertas y molduras las pinturas con nueva tecnología que se pueden usar en días húmedos, soleados y calurosos.

“Sherwin-Williams, , por ejemplo, lanzó hace poco al mercado la pintura SnapDry que se seca en una hora, evitando que la pintura se peque a manos y ropa”, señala.

El color

Este año está muy de moda para las puertas el color alabaster (un tono blanco marfil con un toque de amarillo o crema), que funciona como un canvas maravilloso que combina con cualquier color.

Fuera de esto, es un tono neutral que ofrece desde la entrada de la casa tranquilidad, relajación.

Este tono se puede utilizar también en las paredes, dando profundidad y una amplitud total.

“(El alabaster) nos da una solución de respiro cuando vivimos en un lugar de pocos pies cuadrados.  Queda súper combinado con  verde aguamarina, gris, blanco o negro, por ejemplo”, denota Velásquez.

Una puerta bien pintada es la mejor carta de presentación de un hogar.
Una puerta bien pintada es la mejor carta de presentación de un hogar./Shutterstock

El patio

A esta área de la casa, que tanto se usa durante los días de calor,  se puede renovar pintando las paredes o tan solo los muebles de patio que por su costo no se pueden cambiar con tanta frecuencia como desearíamos.

“A esos (muebles de patio) que hemos tenido por toda la vida solo hay que lijarlos y ponerles un color atractivo que combine con unos nuevos cojines que podemos comprar para renovarnos por completo”, concluye Velásquez.

La mejor fórmula para pintar

Para lograr un balance en el uso de los colores en la decoración, la consejera de decoración dice que lo mejor es seguir la formula 60-30-10.

“El 60% corresponde al color de las paredes.  Es decir, al color predominante de la decoración que debe ser neutral para que combine con los demás.  El 20% será el color complementario que cortará la tonalidad neutral de las paredes, que puede estar presente en los muebles. Y el otro 10% corresponde a los acentos que queremos darle a nichos, marcos, puertas u otros elementos arquitectónicos que sobresalen. Los colores de este porcentaje mínimo pueden ser chillones, vibrantes, ya que son los que marcarán el carácter, la personalidad”, indica Velásquez.

De acuerdo con la experta ésta es una formula excelente para las personas que no saben nada de decoración y quieren ir a la fija con los colores.

Sonia Velásquez (a la derecha), experta de DIY Network, asegura que cambiar la pintura de los espacios de la casa es la forma más económica para renovar la imagen y decoración de la casa.
Sonia Velásquez (a la derecha), experta de DIY Network, asegura que cambiar la pintura de los espacios de la casa es la forma más económica para renovar la imagen y decoración de la casa./Cortesía de Sherwin-Williams

Como vemos, con un poco de creatividad y la decisión de ponernos con las manos a la obra, podemos darle un nuevo look a la casa durante esta temporada sin gastar mucho dinero, ya que el cambio de pintura es lo más barato dentro del  campo de la decoración.