Convivir 30 minutos a la semana con la naturaleza te libra de problemas cardíacos

Cualquier contacto con la naturaleza, como sentarse en el banco de un parque o respirar aire fresco es beneficioso

Convivir 30 minutos a la semana con la naturaleza te libra de problemas cardíacos
Con tan solo irse a sentarse a un parque será suficiente para tener una mejor salud.
Foto: Shutterstock

El disfrutar del contacto con la naturaleza no solo es beneficioso para la salud mental y emocional, también trae grandes ventajas para el corazón.

Un estudio de la Universidad de Queensland en Australia, publicado en la revista Nature Scientific Report, determinó que bastan con 30 minutos semanales de contacto con la naturaleza para que el riesgo de hipertensión arterial baje entre un 7% y un 10%.

Cualquier contacto con la naturaleza, como sentarse en el banco de un parque o respirar aire fresco es beneficioso. Sin embargo, si usted realiza alguna actividad física ligera al aire libre –como caminar o trotar-, las ventajas son aún mayores, pues se mejora la oxigenación del cuerpo y, al estar en movimiento, se previenen otras enfermedades crónicas como la diabetes.

“Si todos destináramos solo media hora a estar en el parque más cercano a nuestras casas o lugares de trabajo, veríamos cómo nuestra salud mejora y también nos sentiríamos mejor”, manifestó en un comunicado de prensa Richard Fuller, uno de los autores del estudio.

El documento es enfático en señalar que esas ‘dosis’ semanales de naturaleza deben mantenerse durante al menos un año para que se comiencen a notar los beneficios, por lo que los investigadores instan a no descuidar dichos espacios.

Desarrollo infantil

El reporte destaca que los niños serían quienes más disfrutarían las bondades de la naturaleza.

“Los menores que crecen alrededor de ambientes con naturaleza tienen un mejor desarrollo de sus neuronas. Si comparten con sus familias u otros niños de su edad, tendrán también lazos sociales más fuertes. Además, cuando son adultos tienen una mayor conciencia ambiental”,  aseveró Danielle Shanahan, coordinadora de la investigación.

Los autores agregan que en los espacios verdes, los menores pueden ver reducidos los niveles de estrés causados por los exámenes escolares o líos familiares.