Peña Nieto afirma que la reforma educativa no se negocia

El Ministro del Interior propone mesas de trabajo con la disidencia magisterial
Peña Nieto afirma que la reforma educativa no se negocia
Cerca de 4,500 profesores se han inscrito para rendir la evalución pero la CNTE no está de acuerdo.

México – Mientras que el presidente Enrique Peña Nieto, advirtió que la reforma educativa no está a negociación, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong sostuvo su segundo encuentro con la disidencia magisterial, donde propuso la creación de tres mesas de trabajo para construir acuerdos que permitan recuperar la tranquilidad en los estados donde el sindicato tiene mayor presencia.

“Para el gobierno de la República lo que está muy claro y lo que es su deber es justamente aplicar lo que está en la legislación, con el mandato que tiene la ley, lo que no está el gobierno dispuesto a hacer es a negociar la ley, la ley no esta ni ninguna otra... no sólo la legislación educativa, ninguna otra esta sujeta a negociación“, indicó el mandatario mexicano durante una conferencia de prensa ofrecida en Canadá, donde se encuentra de visita oficial.

Mientras en México, el segundo encuentro entre el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y los  líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se realizó con siete horas de retraso, el funcionario federal propuso tres mesas de trabajo, en una de ellals se abordará la violencia registrada en Asunción Nochixtlán, en el sureño estado de Oaxaca.

Miguel Ángel Osorio Chon, secretario de Gobernación. Foto EFE
Miguel Ángel Osorio Chon, secretario de Gobernación. Foto EFE

“Habremos de reunirnos el día miércoles con vecinos del lugar, una comisión que está integrada por ellos mismos”, para “atender este tema”, apuntó al referirse al choque ocurrido el 19 de junio pasado con fuerzas de seguridad en el marco de una protesta de docentes que dejó nueve muertos y un centenar de heridos.

En particular, se refirió a la reparación del daño a los familiares de las personas que perdieron la vida y de quienes resultaron heridos, y a la investigación de los hechos, algo que -dijo- “ya es un compromiso”.

La CNTE, que afirma que en el choque del 19 de junio murieron once personas, responsabilizó a la Policía Federal del enfrentamiento, mientras que el Gobierno atribuyó la violencia a grupos radicales que simpatizan con el movimiento magisterial.

Osorio no detalló los temas que abordarán las otras dos mesas, pero insistió en que la derogación de la reforma educativa promulgada en 2013 no está a discusión.

Violencia en Nochixtlán.
Violencia en Nochixtlán.

Destacó la necesidad de que los maestros generen “condiciones de tranquilidad” y “estabilidad en las regiones que hoy sufren (…) problemáticas” como los bloqueos de carreteras que impide la llegada de insumos a muchos municipios, sobre todo en los estados de Chiapas y Oaxaca, ambos en el sur del país.

“Y, sobre todo, el que miles de niñas y niños estén corriendo el riesgo de no terminar su ciclo escolar”, indicó el titular de Gobernación.

“La voluntad del Gobierno es resolverlo, pero tiene que haber de parte de ambos, no solamente voluntad, sino ya acciones que permitan distender y resolver este problema tan importante que hoy enfrentamos”, añadió.

Por su parte, Francisco Bravo, líder de la CNTE en la Ciudad de México, declaró a la emisora Radio Fórmula que en el diálogo hubo avance por “la instalación de la Comisión de Nochixtlan”, pero nada en torno a la reforma educativa porque el Gobierno insiste en que cualquier salida tiene que ser en el marco de ella.

Sin embargo, “vamos a intentar nuevamente construir, buscar alternativas y vernos quizá los próximos días”, apuntó.

El dirigente señaló que esta tarde van a “valorar las respuestas de Gobernación y seguramente ahí estará el asunto de las movilizaciones”, si bien recordó que para el próximo jueves ya está convocada una nueva marcha en la capital del país.

El tema de la reforma educativa “sigue intacto”, por lo que “tendríamos que valorar exactamente qué es lo que sigue (…) porque ahí hay disposición para continuar en la mesa” para hallar una salida al conflicto.

La CNTE, que tiene mayor fuerza en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, los estados más pobres del país, se opone frontalmente a la reforma de 2013, que estableció la evaluación continua del personal docente y puso fin a añejos privilegios sindicales.

Tiene unos 200.000 afiliados en el país, 80.000 de ellos en Oaxaca, donde la población sufre ya la escasez de productos básicos por los bloqueos que realizan los maestros en varias carreteras del estado.