Análisis: Venta de Poku es un buen movimiento de NYCFC

La realidad es que Poku no estaba listo para la MLS
Análisis: Venta de Poku es un buen movimiento de NYCFC
Poku se ganó a la tribuna, pero no a los técnicos. Suministrada NYCFC por USA Today Images

Se acabó el “We want Poku” en las tribunas del Yankee Stadium. El New York City FC  anunció el miércoles que vendió a Kwadwo Poku al Miami FC de la NASL (segunda división) por una cantidad que oscila entre los $500 y $750 mil (no es una cifra oficial). El jugador ganará más de los $70 mil que le pagaba el club de la MLS.

La transferencia es impopular pero inteligente. Los aficionados amaban la agilidad, potencia y velocidad del ghanés, pero los técnicos que lo tuvieron padecieron su indisciplina táctica. Poku no llevó al equipo a los playoffs de 2015, ni tampoco es el motivo del segundo lugar de la Conferencia del Este en 2016.  El jugador tiene mucho talento en sus piernas pero el fútbol de primera división pide mentes lúcidas y sacrificio defensivo. La realidad es que Poku no estaba listo para la MLS. Claudio Reyna y Patrick Vieira entendieron que Poku, a los 24 años, tenía que dar más de lo que vimos. Y no pasó. El club prefirió concentrarse en el desarrollo de Jack Harrison, un jugador de 19 años que fue la primera selección del SuperDraft de la MLS esta temporada.

La salida de Poku también representaba la posibilidad de ingresar dinero al club ya que el contrato con el  jugador terminaba en diciembre. De paso se libera un cupo en la nómina de 28 jugadores a una semana que se abra la ventana de transferencias.

El aficionado llorará a Poku, pero en el mediano plazo será un amor fácil de olvidar, un simple affair.