Cinco factores explican por qué Turquía es blanco constante de ataques

Este país se ha convertido en "una olla de presión en la puerta de Europa"
Cinco factores explican por qué Turquía es blanco constante de ataques
El ataque fue en el principal aeropuerto de Estambul.
Foto: BULENT KILIC / Getty Images

El martes tres hombres armados llegaron en un taxi al principal aeropuerto de Estambul y comenzaron a disparar en la entrada de la terminal. Después, cuando la policía respondió a los tiros, los atacantes se inmolaron. El atentado suicida dejó un saldo de 41 muertos y más de 230 heridos.

Éste es el más reciente de una serie de ataques letales en Turquía, que han sido vinculados tanto al grupo autodenominado Estado Islámico (ISIS) como a separatistas kurdos extremistas.

Turquía es un aliado de Occidente, miembro de la OTAN, y una nación musulmana que una vez fue vista como un bastión de estabilidad, que ahora está sumida en el caos que ha arrastrado a Medio Oriente.

BBC Mundo presenta 5 claves para entender lo que está ocurriendo actualmente en Turquía:

¿Cuán peligrosa es la actual crisis?

En los últimos ocho meses ha habido cinco explosiones de bomba en el centro de Estambul y cuatro en la capital, Ankara.

Este fue el último de una serie de ataques que han sacudido a Estambul y Ankara en los últimos meses. Cientos de soldados y civiles han muerto en los ataques que incluyen explosiones su
Este fue el último de una serie de ataques que han sacudido a Estambul y Ankara en los últimos meses.

Cientos de soldados y civiles han muerto en los ataques que incluyen explosiones suicidas en multitudes de manifestantes y turistas y ataques contra convoyes militares en el corazón de Ankara.

Los hechos son un claro recordatorio de que Turquía está siendo un blanco de ataques desde varios frentes.

Algunos de los ataques han sido atribuidos a militantes kurdos, otros, como el ocurrido este martes, han sido vinculados por las autoridades a ISIS.

Pero hasta el miércoles, el grupo extremista no se había atribuido la responsabilidad del ataque.

Las primeras imágenes tras las explosiones en el aeropuerto de Estambul

¿Quiénes son los militantes kurdos y por qué atacan en Turquía?

Algunos de los letales ataques recientes en Turquía han sido perpetrados por el grupo militante kurdo Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK, en sus siglas en kurdo).

Este grupo insurgente turco es considerado como una escisión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un grupo que está combatiendo por su autonomía en Turquía desde los 1980. El PKK ha estado entablando una guerra contra Turquía desde hace más de tres décadas.

Aunque se pensó recientemente que podría buscarse una solución para esta larga insurgencia en Turquía, los esfuerzos para encontrar un acercamiento entre ambos se colapsaron el año pasado. Desde entonces, han continuado los ataques con cientos de muertes de ambas partes.

¿Cómo ha impactado a Turquía la guerra en la vecina Siria?

Aunque Turquía está combatiendo contra los kurdos del PKK en su propio territorio, en la vecina Siria también ha incrementado sus bombardeos contra los kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG, en sus siglas en kurdo).

El YPG es el brazo armado del Comité Supremo Kurdo del Kurdistán sirio y están tratando de establecer una región autónoma dentro de Siria.

Para Ankara estos avances territoriales en el norte de Siria, cerca de su frontera, son inaceptables. Y considera a las YPG una extensión del PKK.

Los kurdos sirios del YPG, sin embargo, se han ganado la amistad de Washington y sus aliados internacionales y se están apoyando mutuamente en la guerra contra el Estado Islámico en Siria.

Así, con la larga y sangrienta guerra civil en Siria, la posición de Turquía es cada vez más delicada y tras los ataques de los militantes kurdos en territorio turco se han incrementado las tensiones entre Ankara y Washington.

¿Cuál ha sido la respuesta internacional a la posición de Turquía?

El PKK es considerada una “organización terrorista” tanto por la Unión Europea como por Estados Unidos. Pero Turquía no ha logrado convencer a sus aliados en Occidente a que traten de la misma forma al YPG en Siria.

El gobierno en Ankara ha visto, cada vez más consternado, la creciente relación de Washington con el YPG, que la administración de Obama considera ahora un aliado clave en su lucha contra EI.

Al mismo tiempo, Washington ha estado presionando a Ankara para que juegue un papel más firme en la guerra contra el autodenominado Estado Islámico.

Mientras tanto, Turquía ha sido el país que más refugiados, tanto sirios como de otros países, ha recibido desde que comenzó la guerra en Siria.

El gobierno de Ankara ha estado bajo presión de Europa para evitar que estos refugiados viajen hacia el continente y, al mismo tiempo, para que prevenga que potenciales yihadistas europeos atraviesen su territorio rumbo a Siria.

¿A dónde podría llevar esta situación de inestabilidad en Turquía?

Tal como señala el corresponsal de la BBC, Paul Adams, “Turquía está en este momento en el núcleo de un peligroso vórtice” que se ha formado por crisis de seguridad superpuestas.

“Está luchando por combatir una crisis, sin exacerbar la otra. Con cada ataque, la precariedad de la situación de Turquía parece cada vez más grave“.

Además, la participación de Rusia en la guerra civil siria ha colocado otro nivel de peligrosidad a la complejidad de este “torbellino”.

Turquía siempre ha argumentado que el principal objetivo de Occidente en Siria debe ser la destitución del presidente Asad. Pero ahora, Rusia, con sus continuos bombardeos en Siria, ha logrado inclinar la balanza militar en favor de Asad.

El derribo de Turquía de un avión militar ruso en noviembre, y la guerra de palabras que siguió, mostró la dimensión regional que ha adquirido el conflicto.

Así, Rusia está dictando los eventos al sur del país, la Unión Europea está haciendo demandas al occidente, las bombas están explotando en las calles y las áreas kurdas turcas están cada vez más agitadas.

Tal como asegura el corresponsal de la BBC, Paul Adams, “ésta es una olla de presión en la puerta de Europa. Y el fuego continúa encendido”.