Los Ángeles y Atlanta, entre las ciudades que “brillan” por su integración de inmigrantes

El gobierno de EEUU reconoció a las ciudades que se destacan por facilitar la integración de los inmigrantes en la comunidad

WASHINGTON.- Las ciudades de Los Ángeles (California) y Atlanta  (Georgia), figuraron entre las homenajeadas este jueves por la Casa Blanca como urbes que “brillan” por sus esfuerzos por facilitar la integración de inmigrantes y refugiados en EEUU.

“Otras comunidades pueden aprender de estas prácticas prometedoras” como las de Los Ángeles y Atlanta,  dijo en conferencia telefónica con periodistas León Rodríguez, director de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

Rodríguez destacó cómo la ciudad de Los Angeles ha aprovechado sus 73 bibliotecas públicas para ayudar a los inmigrantes en sus trámites de ciudadanía, además de sendas campañas de naturalización.

También puso de ejemplo a Atlanta, que ha establecido programas de ciudadanía en escuelas y bibliotecas públicas así como en centros comunitarios.

Durante la llamada, el alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti,  afirmó que, pese a algunos reveses -como el fallo del Tribunal Supremo que mantiene congelados los alivios migratorios-  hay una “marcha hacia un EEUU más incluyente”.

“En Los Ángeles entendemos que cuando hacemos que los inmigrantes sean parte de nuestro discurso cívico, eso levanta a toda la ciudad”, dijo Garcetti, al destacar las contribuciones de los inmigrantes a la economía.

Mientras, el alcalde de Atlanta, Kasim Reed, señaló que los negocios de inmigrantes generan más de $2,900 millones anuales a la economía de Georgia, y su ciudad ha adoptado una ambiciosa iniciativa que ha aumentado los recursos para ayudar a los inmigrantes.

Según Reed, la mejor forma de combatir las campañas antiinmigrantes es que los líderes locales forjen alianzas con los empresarios y la comunidad de fe.
La bibliotecas públicas de Los Ángeles y Atlanta ayudan a los inmigrantes en el proceso de naturalización. Foto: Ciro Cesar/La Opinion
Desde septiembre pasado, cuando la Administración Obama lanzó la campaña nacional “Construyendo Comunidades de Bienvenida”, más de 50 ciudades y condados se han sumado al llamado para adoptar medidas “innovadoras” para facilitar la integración de los inmigrantes, en parte para reconocer sus contribuciones a la diversidad y el crecimiento económico en el país.

Pero también para servir como una especie de antídoto a la xenofobia en algunos sectores del país, atizada en la contienda presidencial.

En un blog escrito conjuntamente, Rodríguez y Cecilia Muñoz,  principal asesora del presidente Barack Obama para política interna, destacaron que todas estas ciudades, condados y comunidades, están ayudando a los extranjeros a prepararse para los trámites de ciudadanía, y han abierto sus puertas a estudiantes, trabajadores y empresarios que contribuyen a la economía nacional, además de dar refugio a algunos de los grupos más vulnerables del mundo.

En el caso de Los Angeles, la Casa Blanca destacó el lanzamiento de dos campañas de naturalización, “Step Forward LA” y “¡Protégete!…¡Ciudadanía Ya!” dirigidas a las comunidades asiática y latina y que tuvieron respaldo de organismos proveedores de servicios, medios de comunicación y líderes políticos locales.

Asimismo, la Casa Blanca aplaudió los esfuerzos de Atlanta por lanzar el tercer evento “Atlanta ConnectHome”, un programa de vivienda mediante el cual 55 familias de comunidades inmigrantes recibieron tabletas y acceso al internet de forma gratuita durante un año, además de capacitación en el uso de tecnología para mejorar su rendimiento académico.

La ciudad de Pittsburg (Pennsylvania), lanzó la campaña “30 vecinos, 30 días”, para educar al público sobre los beneficios de la diversidad cultural en sus comunidades, además de organizar el evento “Welcoming Bike Ride” para las comunidades de inmigrantes, refugiados y latinos en la ciudad.

Y Dayton (Ohio) registró un aumento del 40% en su población inmigrante entre 2011 y 2012, en comparación con apenas el 7% en el resto del estado, debido a prácticas pro-inmigrantes que han fomentado el desarrollo empresarial en la ciudad.

La campaña logró reunir bajo un mismo techo a más de 850 líderes durante una serie de diez reuniones regionales entre enero y junio de este año, en ciudades como Los Ángeles y San José, en California, Atlanta, Houston (Texas), Miami (Florida), Boston (Massachusetts), Dearborn (Michigan), Denver (Colorado), Santa Fe (Nuevo México) y Seattle (Washington).