Seis tips para proteger a tu mascota de los fuegos artificiales este 4 de julio

Los animales son muy sensibles al ruido y el olor de la pirotecnia, por lo que puede causar que se escapen y se pierdan
Seis tips para proteger a tu mascota de los fuegos artificiales este 4 de julio
Foto: Shutterstock

Puede que ya estés planificando un 4 de julio festivo. Junto con las barbacoas y un día en la playa, ninguna celebración de este tipo estaría completa sin los fuegos artificiales.

Pero, mientras repasas los últimos detalles de tu celebración, toma un momento para pensar en tus mascotas. A diferencia de los humanos, ellas no asocian el ruido, las luces y el olor del polvorín con celebración. Más bien se asustan mucho y, en el proceso, tienden a escaparse. Debido a eso, muchas terminan perdidas, heridas o hasta muertas.

Aquí algunas maneras de prevenir que la celebración se convierta en una tragedia:

1. Mantén a la mascota dentro del hogar en todo momento. Y aunque tu mascota esté acostumbrada a estar en el patio, el pánico como resultado del alboroto de los fuegos artificiales y otros ruidos puede hacer que brinque una verja en un intento para encontrar seguridad.

2. Si decides ir a disfrutar de un espectáculo de fuegos artificiales, no te lleves a tu mascota. El lugar más seguro para tu mascota es en tu hogar, no en un lugar abarrotado de gente, desconocido y ruidoso. Encerrarlos en un auto tampoco es una opción, puede sufrir daño cerebral y un golpe de calor.

3. Es importante tener a la mascota con la debida identificación. Si la mascota llega a fugarse y perderse, sin la identificación apropiada será mucho más difícil encontrarla. Considera el microchip, medallas de identificación con su nombre y teléfono de contacto o ambos. Es también buena idea tener una foto reciente de ella en caso de que tengas que poner letreros para encontrarla.

4. Mantén a la mascota alejada de accesorios que resplandecen en la oscuridad. Aunque son atractivos, la mascota puede morderlos y tragar el plástico, lo que puede causar irritación gastrointestinal y bloqueo intestinal.

5. Los productos de citronella para controlar los insectos en el patio o terraza, también le pueden hacer daño. Aceites, velas, espirales y otros repelentes a base de citronella son toxinas irritantes para mascotas. El resultado de inhalación puede causar enfermedades serias respiratorias como neumonía y su infestación puede afectarle su sistema nervioso.

6. El líquido para la barbacoa y los fósforos también son peligrosos si llegan a ser ingeridos por la mascota. Pueden causar dificultad en la respiración, afectar la sangre y hasta causar enfermedades de los riñones.

– Mónica Ferrer