Jóvenes inmigrantes buscan empoderar a su comunidad

Undocumedia, creada y manejada por jóvenes inmigrantes de Los Angeles, llega información y herramientas de superación a miles de inmigrantes en todo el país. Ante las recientes desilusiones sobre la legalización, urge que los inmigrantes tomen control de su propio destino, señalan.
Jóvenes inmigrantes buscan empoderar a su comunidad
Justino Mora e Iván Ceja, dos jóvenes "dreamers" y fundadores de "Undocumedia".
Foto: Archivo

El momento en el que se encuentra la comunidad indocumentada, tras años de lucha por algún tipo de progreso en las leyes de inmigración, parece estancado en la desesperanza.

Sin reforma migratoria, con decisiones adversas en las cortes que impidieron la legalización temporal de millones por medio de DAPA y la extensión de DACA, millones de personas siguen indocumentadas o en estatus incierto y deben continuar así sus vidas.

Pero el largo movimiento de los dreamers, jóvenes que llegaron a este país cuando eran niños con sus padres a través de las fronteras, ha producido una generación de jóvenes líderes que no ven en los políticos la solución a sus problemas: la ven en sí mismos y en el cambio que ellos pueden promover.

Son miles, y están en todas partes, echando para adelante con mayor o menor suerte dependiendo de donde vivan, hay estados con más recursos, más posibilidades. Pero también hay personas en otros rincones del país que necesitan más orientación, más ayuda; y es allí donde dos de estos “dreamers”: Iván Ceja y Justino Mora, entran en acción.

Ambos son residentes de Los Angeles, ambos son indocumentados o más bien “dacamentados”, habiendo calificado para el DACA o Acción diferida de 2012.

Iván y Justino son los fundadores de “Undocumedia”, una organización sin fines de lucro que hasta ahora ha funcionado principalmente como medio de información en medios sociales: la internet, Facebook, Twitter, Instagram.

Su objetivo: informar a la comunidad indocumentada –y a sus seres queridos-, empoderar y ayudar a quienes necesitan saber claramente donde están parados y a qué recursos pueden tener acceso.

Desde hace varios años, ambos jóvenes estuvieron involucrados en el activismo en pro del California Dream Act y de la acción ejecutiva anunciada por el presidente en diciembre de 2014.

Ambos han estado en las trincheras, y en 2013, Justino fue uno de un grupo de jóvenes indocumentados que se reunieron con el Presidente en la Casa Blanca para hablar de su situación legal.

Cuando DACA original comenzó en 2012, ambos jóvenes se acogieron, pero pronto se dieron cuenta de que a pesar de los esfuerzos de las organizaciones comunitarias, había mucha desinformación al respecto.

“En mi caso, tenía primos que comenzaron a mandarme mensajes, ¿cómo hacemos para pedir DACA?”, explica Iván. “En vez de contestarle a cada uno individualmente creé un grupo para informar y esto se convirtió a la larga en un sitio web, una página de Facebook, etc”.

Undocumedia es hecha por jóvenes inmigrantes para otros inmigrantes e intentan conectar con esta comunidad para explicar en forma rápida y directa lo que necesitan saber.  En 2014 comenzaron a llamarse Undocumedia y en 2015 se convirtieron en una organización sin fines de lucro.

“En este momento somos la cuenta más vista en Instagram del tema inmigración, en Facebook tenemos una de las tres cuentas más exitosas sobre el tema y tenemos un alcance particular entre los jóvenes, aunque tenemos una audiencia muy amplia”, dijo Justino.

La información que comparten por Undocumedia es especialmente útil en lugares del país donde no hay fácil acceso a organizaciones comunitarias que normalmente ofrecen ayuda y orientación en las grandes ciudades, como Chirla o Carecen en Los Angeles, agregó el joven.

“Hay lugares en el país donde un inmigrante tiene que manejar varias horas para llegar a un lugar donde les pueden informar y ayudar”, apuntó Justino. “Por los medios sociales les llegamos en segundos y les damos la información que necesita”.

¿Cómo solicitar DACA? ¿Qué pasó con DAPA? ¿Cómo pedir un permiso de salida del país? Etc. Justino e Iván no son abogados, explica Ceja, pero “trabajamos constantemente con asesores legales para que la información que damos sea exacta”, indicó.

Una de las virtudes de Undocumedia es que la información es simple de entender.  “A veces usamos imágenes, o gráficos, es conciso y es gratis”, dijo Ceja. “Ahora tenemos visitantes de todos los estados del país y entre 1 y 3 millones de visitas cada semana, que vienen a nuestros sitios a ver qué está pasando”.

Pero no es sólo dar información lo que buscan, sino promover el empoderamiento de la juventud indocumentada y sus familias.

La pasada semana, cuando se dio la noticia de la acción negativa de la Corte Suprema respecto a los programas de acción diferida, Undocumedia transmitió en vivo la rueda de prensa en la que varios activistas e inmigrantes expresaron su desilusión por los resultados.

Las reacciones que recibieron fueron diversas. “Muchas preguntas, mucha gente muy devastada, pero también muchos preguntaron : ¿Y ahora qué? ¿Qué viene después de esto?”

“Muchos mensajes, muchas preguntas y confusión en la comunidad”, dijo Justino. “Les estamos diciendo que hay que continuar la lucha, que hay que involucrarse en el proceso, que son ellos los que van a facilitar el cambio, y no otros”.

En parte, la información es poder, pero Undocumedia no es el único proyecto que este par de “dreamers” tiene en mente. El objetivo final es “inspirar a la gente a buscar el cambio con las herramientas que existen”, dice Mora.

Ambos están trabajando en otro proyecto, Polibeats, una aplicación móvil para “facilitar que la gente se involucre en política”.

“Mucha gente nunca ha tenido ninguna participación en política, nunca han conocido o hablado con uno de sus representantes, pero es que no es fácil”, explica Ceja. “Si a veces hasta a uno se le dificulta encontrar un número de teléfono para un político, hables inglés o español, ¿cómo lo va a hacer mi mamá?”.

La aplicación, que planean lanzar a fines de este año o a principios de otro, servirá para que la gente tenga acceso directo a sus políticos o al menos, a mandarles mensajes por diversas plataformas y a estar informados de las acciones y posturas de estos.

Iván y Justino, que han vivido y siguen viviendo personalmente la experiencia de vivir en el limbo migratorio que millones de personas llevan muchos años experimentando, han sacado sus conclusiones personales de todo este camino que les ha tocado recorrer, particularmente después de la última gran desilusión.

“Hemos llegado a este momento muchas veces desde los años 90s”, dijo Mora. “Sabemos que inmigración ha sido un factor político desde entonces, y que hemos tenido que vivir con la incertidumbre por años. Pero lo cierto es que tenemos el poder, como comunidad, de cambiar el curso de las cosas, cuando nos involucramos”.

Ceja añade que “las últimas tres elecciones fueron “un chiste”, me encanta la política pero creo que hay muchos ex presidentes de este país que estarían revolviéndose en sus tumbas si pudieran ver lo que está pasando ahora en Estados Unidos de América…particularmente viendo a personas como Trump”.

Los inmigrantes, concluye Mora, “estamos cansados de los juegos políticos, pero somos nosotros quienes vamos a tener que impulsar el cambio”.

¿Quiénes son?

Iván Ceja, 24 años, michoacano, vive en Estados Unidos desde los 9 meses de edad y vive en Compton. Su vocación es el dibujo pero enfocó sus estudios en ingeniería y robótica. En 2009 estableció el primer “Dream Team” en la Universidad de California en Fullerton y luego trabajó con otros dreamers en el activismo en pro de esa comunidad. En 2012 creó Undocumedia.

Justino Mora, de 26 años, vino a Estados Unidos a los 9 años y vive en Santa Mónica.  Hace poco se graduó de UCLA con una licenciatura en ciencias políticas, es co-fundador de Polibeats y consultor en línea. Tras inmigrar con su familia en 2000, se graduó con honores de la secundaria y fue el primero en asistir a la universidad.  Allí se involucró en el activismo pro inmigrante, con el CA Dream Network y con CHIRLA, así como en la campaña “right to Dream”.