Los Ángeles retirará obstáculos de exconvictos que quieren ir a la universidad

Pide que se eliminen las preguntas sobre su historia delictiva en las solicitudes de ingreso para la educación superior
Los Ángeles retirará obstáculos de exconvictos que quieren ir a la universidad
Organizaciones como Homeboy Industries serán beneficiadas y seguirán dando trabajo a jóvenes expandilleros e indigentes . /Archivo

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, está decidido a que los exconvictos puedan tener acceso a la educación universitaria sin traba alguna.

Para ello envió una carta a la Asociación de Solicitudes Comunes y Universales en la que pide eliminar las preguntas sobre el pasado criminal en las solicitudes de cientos de universidades y colegios.

Se trata de una carta firmada por más de 30 alcaldes de diferentes ciudades y regiones de Estados Unidos.

“Si realmente creemos en la gente que servimos, tenemos que ser serios acerca de las segundas oportunidades”, dijo el alcalde Garcetti.

“Dar a los hombres y mujeres que estuvieron en la cárcel cada oportunidad que se presente para dar un vuelco en su vida no es sólo lo correcto de hacer, es una política sólida que hace a nuestras comunidades más seguras, mejor educadas y más compasivas”, indicó Garcetti.

Más del 60% de las universidades y colegios privados preguntan a los estudiantes en sus solicitudes de ingreso sobre su pasado historia criminal.

Según un estudio reciente, 35% de las instituciones de educación superior encuestadas han negado la admisión a los solicitantes basado en su historial criminal. 

Lo que es más, algunas investigaciones señalan que muchos potenciales solicitantes se han desanimado de completar las solicitudes al encontrarse con la pregunta sobre sus antecedentes penales.

Romel López, recién graduado del Colegio Comunitario del Este de Los Ángeles, a un mes de comenzar clases en la  Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), y quien pasó 13 años de su vida entrando y saliendo de la cárcel por pandillerismo, dijo que el pasado no debe afectar el futuro de nadie.

Nunca he dejado que esa pregunta me detenga. Pero si ha parado a otros muchachos. Cuando solicitaba ayuda financiera  en el Colegio, me preguntaban si alguna vez me habían arrestado por vender drogas. A veces el cheque no llegaba por mis antecedentes, pero luego yo tenía que ir a aclarar todo y me daban el dinero”, comentó.

López aplaudió la decisión de Garcetti para abrir más oportunidades de transformación para los ex convictos.

Según estudios, la tasa de reincidencia se cae dramáticamente cuando los ex encarcelados tienen acceso a la educación superior.