¿Darías el sí en México?

"Hay un gran mercado que atraer”, afirma Kitzia Morales, creadora de la empresa Love

Guía de Regalos

¿Darías el sí en México?
Boda en Guanajuato

MÉXICO – Bodas en medio del desierto o en el interior de un cenote; en un pueblo colonial o en una cantina histórica; en compañía de gigantes muñecos de papel vestidos de novios para llevar al máximo el folclor o en medio de la playa al ritmo de blues o jazz: los escenarios son tan disímiles como los estados y empresas que se pelean el millonario pastel del turismo romántico.

Boda en un Cenote, Yucatán
Boda en un Cenote, Yucatán

Nada más y nada menos que 19,000 dólares por cada matrimonio que decide casarse en un destino de boda, según se calculó en el Foro de Turismo Cultural realizado a finales de 2015. Esto además de la derrama que generan los invitados en transporte, hospedaje y compras.

Cada año se casan en México alrededor de 50,000 parejas dispuestas a dar el sí en un sitio paradisiaco y desde Estados Unidos alrededor de 250,000 novios de un total de dos millones que contraen nupcias cada año están dispuestos a hacerlo fuera de su país.

México es el principal destino de este grupo, reconoce Kitzia Morales, creadora de la empresa Love que promueve el turismo de bodas. “Hay un gran mercado que atraer”.

A través del hashtag de Twitter #martes de boda, la Secretaría de Turismo  y sus pares de cada entidad promueven al menos una veintena de sitios a los que difícilmente se pueden resistir las parejas que han decidido echar la casa por la ventana y aunque la Riviera Maya, en Quintana Roo, lleva la delantera (con el 70% del mercado), seguido por Los Cabos y Puerto Vallarta cada vez se ofrecen más opciones.

Boda en el desierto de Samalayuca
Boda en el desierto de Samalayuca

Lo mismo en Guerrero que en Chiapas, desde el clásico escenario de mesas primorosamente decoradas sobre la arena y con vista a las playa a las bodas bendecidas por chamanes indígenas de Oaxaca o los escenarios más extravagantes como puede ser el desierto de Samalayuca en Chihuahua. Todo es cuestión de gustos. Todo es posible en México.

Porque el turismo romance no se centra sólo en las bodas: también incluyen aniversarios de matrimonios, renovación de votos, despedidas de soltero, lunas de miel, entrega de anillo, ¿darías el sí en México?