Demandan al Sheriff por la muerte de un joven latino en East LA

Edwin Rodríguez, fue abatido por los agentes cerca de la esquina del bulevar Whittier y la avenida Ferris el pasado 14 de febrero

Guía de Regalos

Demandan al Sheriff por la muerte de un joven latino en East LA
Estela Rodríguez sostiene una fotografía de su hijo, que murió baleado por agentes del Sheriff. /Isaias Alvarado

La familia del hispano que murió tras recibir 17 balazos por agentes del Sheriff del Este de Los Ángeles interpuso una demanda en una corte federal contra el condado angelino alegando “muerte injusta”.

Edwin Rodríguez, de 24 años, fue abatido por elementos del Sheriff cerca de la esquina del bulevar Whittier y la avenida Ferris la madrugada del pasado 14 de febrero en un incidente que sigue bajo investigación del Sheriff.

El reporte oficial indica que éste era pasajero en un coche con sospecha de haber sido robado, que en algún momento luchó con dos agentes, que trató de tomar un arma y que por eso terminó baleado.

Pero los representantes legales de la familia Rodríguez alegan que el hispano no se opuso al arresto, que estaba desarmado y que fue baleado sin justificación. El Sheriff ha dicho que éste no era pandillero.

“No había necesidad de sacarlo del coche, arrestarlo y luego matarlo”, dijo el abogado Jorge González, quien explicó que la demanda se interpuso el martes en una corte federal de Los Ángeles por tratarse de una presunta violación a los derechos civiles.

02/17/16 /LOS ANGELES/Estela Rodriguez with 3 year-old grandson Adrian Rodriguez demands justice for her son, 24 year-old Edwin Rodriguez, who was killed by SheriffÕs officers on Sunday, February 14th in East Los Angeles. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Estela Rodriguez junto a su nieto de 3 años, Adrian Rodriguez, demanda justicia por la muerte de su hijo Edwin Rodriguez, baleado por agentes del Sheriff en Febrero de este año. (Aurelia Ventura/La Opinión)

No está claro a cuánto asciende la compensación monetaria que se busca en este caso.

Por tratarse de un asunto legal pendiente el Sheriff angelino no comentó al respecto este miércoles, pero hace unas semanas aseguró que Rodríguez portaba una pistola calibre 22.

“Mientras forcejeaba con dos agentes, un tercero vio la cacha de una pistola y les gritó ‘tiene pistola’”, dijo el teniente Eddie Hernández, de la Oficina de Homicidios del Sheriff del condado, a La Opinión.

Este incidente reavivó la indignación de la comunidad tras la muerte en circunstancias similares de José Méndez, quien falleció luego de ser baleado por la Policía en Boyle Heights el 6 de febrero.

Activistas han pedido que se interpongan cargos contra los agentes involucrados en este caso y que se efectúe una investigación independiente.

‘¿Por qué le dieron tantos tiros?’

“Con un solo balazo hubiera tenido ¿Por qué le dieron tantos y le hicieron tanto daño a mi hijo?”, expresó con lágrimas la madre del joven fallecido, Estela Rodríguez, en una entrevista con La Opinión hace unas semanas.

Ella aseguró entonces que una de las mujeres que acompañaba a su hijo le contó que éste no estaba armado y que fue baleado cuando ya lo habían sometido los agentes del Sheriff.

“Ella me dijo que les pedía: ‘¡Déjenlo! ¡Él ya se rindió! Y fue cuando le dispararon diez balazos en la espalda’”, contó la señora Rodríguez.

Rodríguez, quien trabajaba como cajero en un restaurante, es recordado por sus padres y amigos como una persona alegre, tranquila y responsable. Dejó una viuda y dos huérfanos, de siete y tres años.